Burabai, el Norte de Kazajistán

Burabai - Borovoe

Burabai - un lugar del paraíso en la tierra de Kazajistán

Kazajistán Suiza es el segundo nombre dado a Burabai, la región de Kokshetau, que se encuentra en el Norte de Kazajistán.

En medio de la estepa amarilla e interminable quemada por el sol, usted se encuentra, de repente, con la verde pared del bosque. Alberga maravillas: colinas cubiertas de árboles, crestas pedregosas, montones fantásticos de rocas como gigantes y fantasmas de cuentos, tan silenciosos como lagos embrujados. Esta tierra misteriosa es Burabai, también llamada Borovoe.

"Bura" en kazajo significa camello. Hay una vieja leyenda sobre el camello profético, que vivía en el barrio de Burabai. La dulce vegetación no embotó su instinto ni por un instante - fue él el primero en anticipar la terrible suerte de la gente y luego se volvió un tulpar (caballo alado) y voló hasta la cima de Kokshetau, evitando así que la gente sufriera la desgracia que se avecinaba.

Burabai
Burabai
Burabai

Viejos barcos de madera y lagos tranquilos, llenos de peces y animales, sirvieron durante muchos siglos como refugio para la gente. En el territorio de Burabai los arqueólogos encontraron una armería de la época primitiva de bronce. La excavación de asentamientos y los moldes de enterramiento pertenecientes a la época del bronce atestiguan el hecho de que Burabai fue habitada no sólo por cazadores, sino también por agricultores y ganaderos. Las tribus escitas involucradas en la minería de oro y minerales no lo habitaban, pero pasaban por este oasis.

Burabai
Burabai
Burabai

Burabai carece de monumentos de cultura material. Pero sus leyendas y la naturaleza impresionan como algunos grandes castillos y palacios. La naturaleza amablemente regaló a Burabai objetos de valor de su depósito de minerales. Son los siguientes: Okzhetpes - el peñón más bello (los Kasajos lo denominan "el que no se puede alcanzar con una flecha"), Zhumbaktas (piedra de rompecabezas), en la bahía de Burabai que se asemeja a una misteriosa esfinge con rasgos congelados y sin miedo, o a un joven pensativo con el pelo volando; vastas esculturas pétreas, que se asemejan a un camello, a un perro o a una vaca.

El bosque de pinos de Burabai es bueno en cualquier momento, en todos los climas. En invierno el pinar está cubierto de nieve blanca, en verano - un ligero viento sopla las ondas aromáticas de resina, en otoño - el aire del bosque huele de forma peculiar, con una mezcla de corteza de pino húmeda con setas y hierbas. Burabai es un centro turístico, conocido mucho más allá de Kazajstán, rico en centros de salud, que se dedican al tratamiento climatológico y al tratamiento con kumis (leche de yegua).

Burabai
Burabai
Burabai