Mejor Época para Viajar a Kazajistán

La mejor época para viajar a Kazajistán es durante primavera y otoño. Las temperaturas no son nunca muy extremas y abundan las actividades y festivales. Mientras que viajar a Kazajistán en verano e invierno es posible, muchas de las excursiones en el área simplemente no son viables debido a las condiciones climáticas (por ejemplo, las Dunas cantantes no pueden visitarse en verano dado a que hace mucho calor y en invierno la nieve prohíbe muchos viajes).

Kazajistán es un país donde verdaderamente se pueden experimentar las diferentes estaciones del año en diversas partes del país. Gracias a su topografía y clima, consecuencia de ser un país completamente sin salida al mar, las temperaturas entre estaciones van de veranos muy calientes a inviernos fríos y con nevadas. Dado al tamaño del país, hay también una marcada diferencia entre los climas del sur y el norte. A medida que las estaciones transitan, nuevas maravillosas experiencias se abren y están disponibles, haciendo de Kazajistán el lugar perfecto para visitar todo el año.

Verano en Kazajistán: tiende a ser seco y caluroso, especialmente en el norte del país donde soplan vientos secos y cálidos a través de las planicies y las temperaturas del día pueden elevarse sobre los 30°C. En el sur del país, el rango de montañas de Tian Shan mantiene los veranos apenas más frescos y con poco más de lluvia. Durante los meses de verano, Kazajistán toma vida con festivales a lo largo del país y para los locales comienza la temporada de bodas, lo cual significa que posiblemente se tope con alguna interesante fiesta de casamiento. Durante ese período, la naturaleza de Kazajistán se llena de un exuberante verde, haciendo de explorar la naturaleza una maravillosa experiencia, donde podrá apreciar la belleza del país en pleno florecimiento. A finales de los meses de verano, el suelo puede ser más seco y árido a medida que la sequía se va instalando.


Otoño en Kazajistán: otoño es una de las estaciones más hermosas y puede ser la mejor época para viajar a Kazajistán. Las temperaturas tienden a ser moderadas, lo cual es perfecto para explorar la increíble naturaleza kazaka y disfrutar del cambio de estación reflejado en las hojas de sus árboles. Tome tiempo para explorar los lagos en las montañas de Kazajistán, rodeado por árboles que de a poco van tornando de tonos de verde a tonos de amarillo, contrastando perfectamente con sus aguas azules. A medida que el otoño avanza en Kazajistán, el clima tiende a fluctuar entre días cálidos y las primeras nevadas del año, mientras que los picos de las montañas comienzan a cubrirse de nieve. Las últimas celebraciones y festivales en las ciudades kazakas usualmente tienen lugar en otoño, tal como el Festival de la Manzana de Almaty, donde se celebran las cosechas de las frutas locales que son muy prominentes alrededor de la ciudad.


Invierno en Kazajistán: Durante los meses de invierno, encontrará temperaturas que bajan abruptamente, con noches donde puede caer hasta los 0°C. Sin embargo, durante esta estación, el país todavía se siente como un lugar verdaderamente mágico cuando la nieve blanquea las ciudades, colinas y estepas. El invierno en Kazajistán es una de las estaciones más largas con vientos polares y siberianos manteniendo un clima helado hasta abril. A pesar de esto, hay muchas cosas maravillosas para hacer durante el invierno, como esquiar, que cada vez se está haciendo más popular y por lo tanto brillantes resorts están apareciendo a lo largo de las regiones montañosas. En las ciudades, es el tiempo perfecto para disfrutar de la escena de las cafeterías kazakas y dirigirse a alguno de las pequeñas cafeterías para escapar del frío o a un restaurante para disfrutar de una apetitosa comida que lo mantendrá caliente por algunas horas. Mientras puede no ser muy deseado para aquellos que no disfrutan del frío, invierno es una de las mejores épocas para viajar a Kazajistán.


Primavera en Kazajistán: Probablemente esta es la estación más corta, cuando el invierno libera su capa de hielo, las temperaturas se elevan y la naturaleza y las ciudades comienzan a cobrar vida. Durante la corta estación de primavera en Kazajistán, usualmente hay muchos festivales y festejos que celebran el cambio de las estaciones. Las temperaturas tienden a ser moderadas y perfectas para dirigirse al agreste Kazajistán y ver la flora que comienza a florecer mientras el paisaje cambia de un blanco nevado, a un lujurioso verde. Cuando la nieve de la cima de las montañas comienza a derretirse, el agua corre por los vibrantes ríos, creando aguas azul hielo que conforman una foto perfecta.