Sayram, Kazajistán

Antigua Sayram – la Ciudad de los Incontables Mausoleos de Santos

Sayram o la antigua Ispijab, es la única ciudad de Kazajistán mencionada en "Avesta", el libro sagrado zoroastriano. Se encuentra localizada en el cruce de los ríos Aksu y Sayramsu, el cruce principal de las rutas de las caravanas, que una vez fue testigo de la historia acelerada de la Gran Ruta de la Seda.

La ciudad, gracias a su controversial posición geográfica, sirvió como base principal para que la nueva religión del islam se expandiese a otras tierras. Es por este motivo que el moderno Sayram es rico en un gran número de monumentos y mausoleos con lugares de entierro de grandes figuras islámicas y eruditos de la Edad Media.

La ciudad es famosa por el ser el lugar de nacimiento de la mayoría de las figuras relevantes del mundo islámico, tales como Ahmed Yassawi, Yu Saremi, Ahmet, Kamaliddin Isfidjabi, K. Bayzaui y muchos otros.

Tras un período de rápido crecimiento, Sayram perdió gradualmente su significancia como un importante centro de comercio debido a la guerra interna de los feudales locales a principios de siglo XVII. En la actualidad, es su lugar, se encuentra solo un pueblo con el mismo nombre.

La mayoría de los lugares destacados erigidos durante la época de apogeo de la Gran Ruta de la Seda, no se renovaron, pero a pesar de esto, Sayram permanece como uno de los lugares principales de peregrinaje para los creyentes, y algunas de las estructuras arquitectónicas que sobrevivieron, merecen especial atención por parte de los historiadores y teólogos.

La gente llama a Sayram “el lugar de incontables santos”. Esto es cierto: sin importar que tan lejos se encuentran los pueblos de Sayram, con seguridad, habrá un antiguo mausoleo de un santo musulmán. Cada año, peregrinos de todo el mundo vistan este pueblo para honrar su memoria.

Los antiguos monumentos de Sayram incluyen mausoleos, erigidos sobre las tumbas del gobernante espiritual, de Sheikh Ibrahim y Karashash-ana – el padre y la madre del gran erudito, el poeta Khoja Ahmed Yassavi.

Otros monumentos sagrados son los mausoleos de Bibigiyas-ana y Salyk Khoja, erigidos en honor a los padres del legendario profeta Hyzr. De acuerdo con la creencia popular, cada viernes al atardecer Hazret Hyzr viene al mausoleo a rendir homenaje a las cenizas de sus padres.

Una visita a Sayram es interesante, no solo para los creyentes, sino también para aquellos que están interesados en la historia antigua, dado a que es una especie de museo al aire libre que preserva muchas leyendas e interesantes artefactos arquitectónicos.