Ruta de la Seda en la Época del Kaganato Túrquico

En los siglos V-VIII la Gran Vía de la Seda alcanza su máximo desarrollo. En ese momento, en la segunda mitad del siglo VI las tribus Túrquicas del Altái se unieron con los pueblos de Semirechye y Asia Central para formar el Kaganato Túrquico (Kanato túrquico) que por primera vez en la historia unió toda la zona de las estepas euroasiáticas y las tierras de las antiguas civilizaciones asentadas - Sogd (Sogdiana) y Bujara (Bukhara) que fueron los puntos clave de la Ruta de la Seda. Los pueblos Túrquicos, apoyados por los comerciantes Sogdianos, se convirtieron en socios de Bizancio en la organización del comercio directo en el camino de China al Mediterráneo. El crecimiento de las ciudades revivió el comercio con China e Irán. Sólo en los años 627-647 se enviaron nueve embajadas comerciales a China. Las caravanas iban vía Merv- Chardzhou-Bujara-Samarcanda-Chach-Isfidzhab-Тalas-Suyab y más allá a los oasis del Turkestán Oriental.

Enormes cantidades de seda, terciopelo, otras telas, productos de vidrio, joyas, brocados y artículos de cuero fluían de China a Bizancio y viceversa, estableciéndose en Bujara, Samarcanda, Tashkent, Merv, Kashgar, Suyab, Kuch y Turfan.

Los Sogdianos abrieron a lo largo de la línea sus colonias comerciales, construyeron ciudades, palacios, templos, crearon tendencias en la música, la pintura y la arquitectura, e introdujeron nuevos puntos de vista religiosos lejos de su tierra natal.

Los puestos de comercio y los asentamientos de los comerciantes, artesanos y agricultores Sogdianos en los siglos VI-VIII se extendieron a las zonas del noreste de Asia Central, Xinjiang (Sinkiang), Siberia Meridional, Mongolia, China Septentrional y en el oeste a Crimea.

El tercer período significativo en la historia de la Ruta de la Seda fue a finales del siglo VIII-principios del XIII. Ese período vio las conquistas Árabes y la Islamización de los pueblos de Asia Central, Irán, el Cáucaso, una parte de Europa Oriental, Afganistán, el Norte de la India y Asia Central, así como las invasiones de los Mongoles.