Kurgan-Tyube, Tayikistán

Localizado en el Valle Vakhsh (100km al sur de Dushanbé). Algunas fuentes mencionan Kurgan-Tyube (Kurgan Tube, Qurghonteppa o Kurganteppa) en el siglo VII, otras mucho más tarde. La ciudad se posa en la cima del valle en el centro de un rico oasis. El moderno territorio de Kurgan-Tyube fue conocido como Khuttal y la ciudad en sí, como Levakend o Vakhsh en la Edad Media. Estos lugares eran famosos por sus cazadores y una casta especial de ovejas.

A 12k al este de Kurgan-Tyube se erige una colina llamada Ajina-Teppe con los restos de un monasterio budista construido en los siglos VII-VIII (santuarios, celdas, estupas, esculturas, pinturas rupestres) incluyendo una figura de 12 metros del Buda acostado.

En la actualidad Kurgan-Tyube es una de las ciudades más grandes de la república, el centro regional del área de Khatlon. Cuenta con varias grandes industrias, universidades, colegios, liceos, hoteles, etc. No lejos de la ciudad hay un aeropuerto y la nueva estación de tren acaba de abrir.

Para averiguar más acerca de la historia del lugar es posible visitar el Museo de Historia y Tradiciones. El número total de la colección llega a los 700 objetos. El museo “cuenta” la historia original acerca del pasado y el presente de la ciudad. La atracción principal del Museo es el diorama Teppai Kurgon y Rastai Kosibon.

Una foto antigua del Valle Vakhsh se erige en el centro, donde además de tierra quemada, un sol sin piedad y extrañas caravanas, no había nada. Entonces, ante los ojos de la audiencia, un hermoso panorama del renovado valle aparece, con la ciudad y los edificios modernos. La colección del museo contiene mucha de la más interesante información relacionada con las artesanías nacionales tayiks, tales como el bordado de suzanis, elementos de cerámica, madera y de cobre.

Cerca de la ciudad de Kurgan-Tyube, en el banco del río Vakhsh se erige un interesante sitio histórico, las ruinas del asentamiento Lagman (siglo X-XIII). A mediados del siglo XX los arqueólogos encontraron tubos de una antigua tubería, un pozo de ladrillos y fortificaciones con torres. La ciudad fue uno de los asentamientos más grandes de la antigua Bactria y ocupaba un territorio relativamente grande de 43 hectáreas.