¿Cuál es la Mejor Época para Viajar a Georgia?

Georgia es un país realmente fantástico para visitar durante todo el año. La mejor época para viajar a Georgia depende de la razón por la cual la visite. Si le gusta el senderismo, encontrará que la mejor época para visitar el país es durante los meses de verano hasta mediados de otoño que va de mediados de junio mediados de octubre. Si en cambio le gusta la buena comida y deleitarse con los famosos vinos georgianos, ¡encontrará que cualquier fecha del año es perfecta!

A pesar de su pequeño tamaño, Georgia es un país de extremos donde podrá experimentar desde vastas cadenas montañosas nevadas y extensas praderas hasta playas semi tropicales. A medida que las estaciones cambian, las diferentes áreas del país se transforman y transitan con las estaciones. La variación geográfica de paisajes significa que, a lo largo de todo el año Georgia tiene siempre algo para ofrecer sin importar la estación, dado a que cada región es afectada en una forma única.

Verano: En las ciudades y las praderas, las temperaturas pueden elevarse considerablemente alcanzando los 38-40°C, haciendo el viajar relativamente incómodo. Por otro lado, las zonas costeras a lo largo del Mar Negro disfrutan de un clima de verano ligeramente más fresco, dado a que los vientos que soplan desde el mar mantienen la temperatura más baja. A lo largo de la zona costera en lugares como Batumi, Ureki, Kobuleti, encontrará maravillosos resorts balnearios y lugares donde podrá disfrutar de un delicioso baño en las aguas del cálido mar o realizar diversos deportes acuáticos. Dado que las regiones costeras cuentan con un clima semi tropical, a menudo se presentan ráfagas de lluvia durante la tarde que enfrían el calor del día.

En las montañas el verano es perfecto para adentrarse en regiones remotas tales como Tusheti, que permanece cerrado la mayor parte del año debido a la nieve. Dado a su altitud, las cadenas montañosas permanecen frescas durante el verano, y sus exuberantes y verdes laderas y bosques son lugares deslumbrantes para realizar senderismo.


Otoño. Al finalizar el verano, todo Georgia se transforma en uno de los países más coloridos del mundo cuando los vibrantes verdes de sus bosques y pasturas cambian a los cálidos rojizos y amarillos de un cálido otoño. Durante principios del otoño, Georgia permanece relativamente cálida y sus resorts balnearios permanecen abiertos y óptimos para bañarse en el mar, dado a que sus aguas retienen las temperaturas del verano hasta principios de octubre. En las regiones montañosas de Georgia, el otoño marca una de las mejores épocas para realizar senderismo, ya que el clima comienza a ser mas fresco, pero permanece estable, con cielos claros y senderos más despejados de turistas, especialmente durante los meses de septiembre y principios de octubre. Durante esta estación las ciudades se convierten en un centro de actividades, donde el clima más fresco trae alivio del calor, haciéndolo ideal para disfrutar de actividades y festivales al aire libre. Septiembre y octubre son las temporadas de vendimia y la gente celebra las cosechas, en especial las cosechas de las uvas que producen el vino por el cual Georgia es tan renombrado.


Invierno. Cuando el invierno comienza a principios de diciembre, Georgia vuelve a transformarse. Las regiones costeras se vuelven calmas dado a que sus aguas son demasiado frías para disfrutar, pero aún así, la región tiende a ser ligeramente más cálida que el resto del país dado a los vientos que soplan desde el Mar Negro. Durante la primera parte del invierno, las ciudades comienzan a prepararse para el período festivo y las celebraciones venideras, tales como el Año Nuevo y la Navidad ortodoxa. El mayor atractivo de Georgia en invierno, son sus centros de esquí en las montañas, que ofrecen el mismo nivel que muchos de los establecidos centros de esquí europeos.

Para aquellos que buscan una aventura más extrema, Georgia cuenta con maravillosos fuera de pista de esquí en regiones tales como Gudauri, Bakuriani y Mestia.


Primavera. En marzo, el invierno de las tierras bajas llega a su fin y la primavera trae nueva vida al país. Durante este período las pasturas y las praderas de montaña estallan en mil colores cuando sus flores silvestres comienzan a florecer. La primavera puede ser relativamente húmeda, pero en general el clima es propicio para realizar senderismo y explorar las tierras bajas de las montañas, comenzando desde mediados de abril. A medida que la nieve comienza a derretirse en las montañas, el agua del deshielo lleva su curso río abajo haciendo de Georgia un excelente lugar para practicar rafting. Avanzada la primavera, el país festeja la Pascua ortodoxa con grandes celebraciones a lo largo de todas las ciudades y pueblos. A finales de la primavera, los resorts balnearios comienzan a ganar popularidad nuevamente, a pesar de que sus aguas no se encuentran completamente cálidas hasta junio.