Petroglifos de Tamgaly-Tas, Kazajistán

Petroglifos de Tamgaly-Tas, Kazajistán

Tours, Atracciones y Cosas que Hacer en Petroglifos de Tamgaly-Tas

Los Petroglifos de Tamgaly-Tas en Kazajistán han sido comparados con un santuario budista al aire libre, y como tal, atrae turismo religioso e histórico de todo el mundo.

Tamgaly-Tas, cuyo nombre puede ser traducido como “Rocas pintadas” o “Piedras con signos”, se localiza entre grandes acantilados de hasta 60 metros de altura. Se encuentra situado a 170 kilómetros al noroeste de Almaty en uno de los solitarios bancos del río Ili, a tan solo 20km al noroeste de la Reserva Kapchagay. A pesar de que su nombre es similar, no debe ser confundido con los reconocidos Petroglifos Tamgaly pertenecientes a la UNESCO, los cuales se ubican a varios kilómetros de distancia.

Lo más destacado de Tamgaly-Tas son las imágenes de buda y bodisatvas hermosamente preservadas, las cuales están acompañadas de exquisitas inscripciones tibetanas. El estilo único de estas imágenes fue logrado por el delicado arte de tallado en piedra con finas líneas de contorno. El sitio data del siglo XVII y consiste en 18 rocas con inscripciones, incluida una roca con tres imágenes de buda y dos rocas separadas con una imagen de buda cada una.

La roca central de Tamgaly-Tas cuenta con una imagen del bodisatva Arya Avalokitesvara, el sujeto del famoso mantra “Om Mani Padme Hum”. Una inscripción cerca de la imagen dice “Venero al sagrado Avalokiteshvara”. A su derecha, a la altura de 4 metros, se encuentra una imagen de buda Shakyamuni con la inscripción “Reverencio al buda Shakyamuni”, mientras que a la izquierda hay una imagen tallada de las deidades budistas de la sanación.

Si la leyenda local es cierta, los petroglifos budistas fueron creados cuando un gran terremoto tomó lugar mientras una caravana cargada pasaba a lo largo del río. Testigos vieron grandes rocas caer desde los acantilados al agua, formado un puente natural para cruzar. Los peregrinos, quienes interpretaron este evento como una ayuda de Dios, fueron capaces de cruzar sin peligro. Incluso hasta el día de hoy, se observa un cruce natural del río cerca de los petroglifos.

Los Petroglifos de Tamgaly-Tas en Kazajistán, continúan siendo un monumento de arte, historia y cultura, todo en un solo sitio.