Arslanbob, Kirguistán

Las vastas extensiones de tierra llenas con nogales y árboles frutales ubicadas en el valle del río Arslanbob, son las más grandes de su especie, cubriendo una superficie de 600,000 hectáreas. Alrededor de hasta 1500 toneladas de nueces son cosechadas cada año en el Valle Arslanbob, además de más de 5,000 toneladas de manzanas, pistachos y cerezas. Para proteger estos generosos regalos de la naturaleza, el área de Arslanbob es ahora una zona de bosque protegida por el estado. La deforestación reciente (a pesar de que el bosque está protegido por la ley), ha sido muy controversial.

En la antigüedad, las nueces de esta área eran transportadas a lo largo de la Gran Ruta de la Seda, alcanzando muchos rincones del mundo. Estos nogales pueden vivir hasta tres mil años y están coronados por un tope en forma de domo sobre sus densos troncos, los cuales alcanzan los 30metros (98 pies). Los nogales crecen usualmente en las pendientes de las montañas y a lo largo de los bancos del rio a una altitud que va entre los 1000 y 1800 metros (3280 a 5905 pies). Arslanbob mismo se encuentra a 1700 metros (5,577 pies) sobre el nivel del mar. Además de las nutritivas nueces, la madera de nogal en una valuada materia prima y se utiliza para realizar muebles.

Arslanbob - Reserva Nacional de Kirguistán
Arslanbob - Reserva Nacional de Kirguistán
Arslanbob - Reserva Nacional de Kirguistán

Leyendas acerca de Arslanbob

Hay muchas leyendas acerca del bosque y su existencia; una de ellas cuenta que Alejandro el Grande una vez lideró sus tropas a este lejano lugar y decidió tomar algunas de las nueces a su hogar en su regreso a Grecia. Así fue como las nueces fueron de la montaña de Kirguistán todo el camino hasta las costas de Grecia y desde ahí hacia el resto del mundo (y también explicaría el por qué las nueces son conocidas como nueces griegas en muchos lugares).

Arlsanbob (“rey de los bosques”) se dice que fue nombrado tras un hombre del siglo XI quien conoció su muerte poco después de traicionar a su esposa. La leyenda cuenta que sus pisadas, la impresión de sus manos y sangre aún son visibles en este punto. Otra leyenda cuenta acerca de un modesto trabajador quien fue enviado por el Profeta Muhammed a encontrar un hermoso y confortable lugar, el paraíso en la tierra. Él viajó por muchos lugares antes de encontrar este pintoresco valle con un claro río de montaña, pero sin árboles. Inspirado por sus reportes, el Profeta le mando una bolsa con semillas de frutos, incluyendo, por supuesto, el nogal. El héroe escalo a la cima de la montaña y espacio las semillas por todo el valle, transformando la locación en un jardín.

Arslanbob – Lugares Destacados

El valle alberga una población de 15,000 personas alojadas a lo largo de los bancos del rio (muchas de las casas tienen espectaculares vistas). En la plaza del pueblo central se encuentra la estatua de un león, y cerca la mezquita nueva o el mausoleo Arstanbap-Aty, el cual data del siglo XV y cuenta con espectaculares puertas de madera talladas. A una fácil y corta caminata de distancia desde el centro del pueblo, se encuentra una cascada (23 metros / 75 pies). Opuesto a la cascada, hay una pequeña cueva, conocida como la Cueva de los cuarenta Ángeles, donde una mujer sagrada vivía. La gente solía ir a ella y hacerle peticiones y ahora la cueva tiene un carácter sagrado. Más lejos, se encuentra una gran cascada (80 metros o 260 pies) y un lago sagrado. Un viaje a los sitios principales puede ser fácilmente organizado (caminando o en una cabalgata).

En adición, el pueblo cuenta con una base de la era soviética, así como también una Base de turismo comunitario que provee alojamiento y otros servicios. El pueblo es tradicional y mantener una vestimenta conservativa es una buena idea.