Altái, Rusia

Altái, Rusia

Cuando uno escucha la palabra “Altái”, por algún motivo, su imaginación dibuja montañas, altos relieves, expresivos toques de rojizo dorado al sol. Ciertamente las montañas son la riqueza principal de Altái, pero está lejos de ser la única. Altái es la tierra primordial de naturaleza virgen, montañas con cimas cubiertas de capas de nieve, claros lagos de alta montaña, ruidosos ríos rápidos, agitadas cascadas, impenetrables fortalezas y praderas alpinas con legendarias flores edelweiss…

No sin razón los europeos llaman a Altái la “Suiza de Siberia”: la naturaleza de las montañas de Altái y los Alpes Suizos son muy similares. La única diferencia es que Altái ha comenzado recientemente a abrir y mostrar su belleza a los viajeros. Este lugar no ha sido refinado por la civilización ni marcado por resorts de tendencia, pero su encanto yace en su pureza e integridad. Después de todo, Altái es uno de los sitios ecológicos más limpios del planeta. En la actualidad, los turistas se dirigen a Altái para tocar la naturaleza misma, para fusionarse en un único y armonioso todo, para descansar de la vanidad de la ciudad, limpiarse de la polución de la ciudad y quizás para descubrirse o redescubrirse a uno mismo. Se dice que una atmósfera muy particular reina en Altái, la cual lo pondrá en sintonía con pensamientos filosóficos. De acuerdo con varias leyendas, una entrada al místico país Shambala (“Belovodje”, de acuerdo con antiguos creyentes de Altái), se encuentra allí por algún lugar.

"Altái" se traduce como “oro” del lenguaje túrquico y hay algo de verdad en eso. Altái es una tierra muy rica, no solo por sus minerales, sino también por su naturaleza única. Hasta hace poco, los turistas conocían solo el Monte Belokurikha y el lago Teletsky en Altái. Sin embargo, en la actualidad, viajeros de cada rincón del globo llegaban hasta allí para ver los sitios donde se originó la vida de la gente de Asia, los pintorescos montículos Scytianos de Pazyryk, las pinturas rupestres en el tracto Kalbak-Tash, las cuevas con extrañas y únicas estalactitas, las aguas termales, los lagos y cascadas, los bosques, hongos y bayas. Altái cuenta con excelentes condiciones para realizar montañismo, rafting, caza y pesca. Cualquiera sea el tipo de vacación que elija, podrá realizarla en Altái.