Barnaúl, Rusia

Barnaúl, Rusia

Barnaúl es una ciudad con una historia de trescientos años, una de las ciudades más antiguas de Siberia Occidental y la más grande de la tierra de Altai. Su crecimiento se debe a la riqueza de la tierra de Altai, sus grandes reservas de cobre descubiertas por los mineros rusos. El famoso minero Akinfiy Demidov, es considerado el padre de la ciudad y fue quien construyó la fundidora de cobre Barnaúl en 1738. La fábrica dio nacimiento a una nueva ciudad, que rápidamente se convirtió en la “ciudad minera más grande de Siberia” entre los siglos XVIII y la primera mitad del siglo XIX.

Los hermosos monumentos históricos y arquitectónicos de Barnaúl evidencian aquellas gloriosas épocas. Los pulidos edificios administrativos de la fábrica de minería, las refinadas mansiones de los mercaderes, las casas de alojamiento, los teatros, las tiendas, todo se ha preservado. El estilo clasicista se entrelaza con el barroco, reemplazado por el estilo del Imperio de Stalin. Barnaúl era una ciudad tan hermosa que la gente la llamaba: “la Siberia dorada”, “un pequeño rincón de San Petersburgo”, “el rincón más cultural de Siberia” y “la Atenas Siberiana”.

El centro histórico de esta ciudad es la Plaza Demidovskaya, nombrada tras Akinfiy Demidov. Está diseñada en un estilo del clasicismo. La composición de la plaza luce armoniosa y completa, debido a los altos edificios del hospital de la fábrica, la escuela de minería y el asilo con los restos de la Iglesia de Dimitriy Rostovskiy.

Capilla ortodoxa de San Vladimir de Barnaúl
Catedral de San Basilio, Barnaúl
Monasterio ortodoxo Znamenskiy, Barnaúl

El símbolo de la ciudad es un edificio con una torre en la Avenida Lenin, la cual es la avenida más popular, hermosa y larga de Barnaúl. Otro ejemplo de su maravillosa arquitectura es el monumento de madera de la Torre Tienda, la cual se levanta sobre el banco del río Barnaulka. Los edificios rectangulares de madera son un raro ejemplo de este tipo de construcción. Su entrada principal está enmarcada por un arco vidriado, un frontón y una torre a cuatro aguas. Grandes ventanales, delicadas tallas del friso y su cornisa dan al edificio un aspecto elegante.

El Museo Estatal Altai de historia local fue fundado en Barnaúl en el año 1823. Aquí se llevan a cabo exhibiciones y se exhiben las muestras fotográficas de V. Tropinin, A Savrasov, I. Shishkin, I. Levitan, y K. Korovin.