Costumbres Rusas para la Graduación

La costumbre de realizar bailes de graduación apareció en Rusia en los últimos siglos. Durante la época de Pedro el Grande, los aristócratas realizaban recepciones por cualquier motivo y al mismo tiempo, se volvió algo refinado enviar a los niños a estudiar a prestigiosas instituciones académicas. Las niñas eran enviadas a escuelas para damiselas, mientras que los niños eran enviados al cuerpo de cadetes. Una nueva costumbre rusa fue formada, donde la gente comenzó a crear librería en sus hogares para alardear de su estatus y educación. Esta tradición se ha preservado hasta nuestros días.

Para los graduados, el final de la escuela es usualmente marcado con grandes celebraciones. Esta tradición, ha creado una celebración para los niños; sin embargo, para algunos, estas celebraciones son una manera de demostrar el estatus. Para aquellos que se gradúan de grados altos, los bailes son la excusa para vestirse como adultos, con niñas con lindos vestidos y niños con trajes. Dependiendo de la situación económica, a veces los estudiantes alquilan una limusina y un lindo restaurante. Para los más modestos, la celebración se realiza en los auditorios de las escuelas o en la casa de alguno de los estudiantes.

En institutos y universidades, a los estudiantes que han defendido su tesis con éxito, se les arroja agua como parte de la celebración. Estos festejos son un poco más cómodos, con estudiantes utilizando ropa confortable, yendo a un restaurante por una cena y luego a los clubes nocturnos.