Kolomna, Rusia

Kolomna, Rusia Plaza de la Catedral, Kolomna

 

Tours, Atracciones y Cosas que Hacer en Kolomna

Kolomna, deleitará a los aficionados de historia con su ancestral belleza y su espiritualidad. Como Moscú, Kolomna fue fundada en el siglo XII y en la actualidad es vista como la capital espiritual de los suburbios de Moscú. Esta ciudad compacta, está localizada a 115 kilómetros de la capital y es hogar de alrededor de 140.000 habitantes.

Historia de Kolomna

La primera mención de Kolomna data de 1177, donde en la Crónica Laurenciana se describe como un centro de comercio y artesanías del Principado de Riazán.

Su fortuita locación geográfica en la conjunción de los ríos Moscú y Kolomenka le permitió a la ciudad prosperar. Barcos comerciantes transportaban mercancías a lo largo de su río, dándole a Kolomna la ventaja sobre los asentamientos del interior. Los principados de Moscú y Riazán compitieron por la anexión de Kolomna y siendo Moscú victorioso, Kolomna aún permanece como parte del Oblaste de Moscú.

Hay numerosas teorías acerca del origen del nombre Kolomna, aunque la más plausible es la que asegura que deriva de la antigua palabra “colomenier”, que significa suburbio y hace referencia a la proximidad de Kolomna con Moscú.

La ciudad está asociada con muchos eventos históricos. Durante la invasión mongola de Rusia en 1238, Kolomna sirvió como fortaleza, campo de batalla y punto de reunión para las tropas rusas. Kolomna fue también el punto de partida de los soldados rusos en la famosa Batalla de Kulikovo en 1380. El triunfo asegurado de los rusos fue de gran importancia nacional, ya que no solo aseguró la victoria sobre la temible Horda Dorada, sino que los muchos principados que estaban representados en el campo de batalla, se convirtieron en símbolo de la emergencia del pueblo étnico ruso.

La construcción del Kremlin de Kolomna, el monumento icónico de la antigua arquitectura rusa, contribuyó a la importancia estratégica de Kolomna en 1525-31. Las paredes de la fortaleza y sus torres fueron construidas bajo el gobierno de Basil III, padre de Iván el Terrible. Las paredes tenían un espesor de 4,5 metros y estaban equipadas con diecisiete torres, algunas de las cuales incluso podían ser movidas para defender cualquier hueco formado en la pared, haciendo que asediar la fortaleza fuese casi imposible. En la actualidad, siete de esas torres aun se encuentran de pie, siendo la más famosa la Torre Marinkina de ocho pisos, donde fue una vez mantenida prisionera Marina Mniszech, miembro de la realeza.

Para el siglo XVII Kolomna había perdido su importancia estratégica y militar y gradualmente se desarrolló como una ciudad de comercio. En 1718 la ciudad recibió su escudo de armas, el cual es actualmente un símbolo histórico.

En el día de hoy, Kolomna está creciendo como una atracción turística. Dentro y en los alrededores de Kolomna hay más de 420 monumentos de significancia nacional, y se organizan muchas excursiones desde Moscú a Kolomna, un viaje que puede realizarse en automóvil, tren o autobús.

Atracciones de Kolomna

Siendo una representación única de la antigua arquitectura rusa, el Kremlin de Kolomna es imperdible. Una excursión allí puede llevar fácilmente un día entero, con lo cual recomendamos que organice su tiempo detalladamente. Adicionalmente, a visitar la Catedral de la Plaza, asegúrese de visitar la maravillosa Catedral de la Asunción con su magnífico iconostasio, la Iglesia de la Resurrección, la Catedral Tikhvinsky y el inconfundible Campanario Tienda, todos situados dentro del Kremlin Kolomna. Además, varias mansiones y casas históricas de Kolomna completan este diseño idílico.

Fuera del Kremlin se encuentra el Monumento de Waterman, la iglesia del siglo XII de Nikola en Posada y el mágico antiguo Monasterio de Golutvinsky. La Fábrica Museo de Pastillas de Kolomna promete dulces malvaviscos a sus visitantes, mientras que el Museo de Forjado de Settlementoffers ofrece un vistazo en la historia de la industria de la herrería. El Museo Local Folclórico proporciona una interesante mirada de la vida y la historia del lugar y es la manera perfecta de comenzar o finalizar su visita en Kolomna.