Múrom, Rusia

Múrom, Rusia Monasterio de la Anunciación, Múrom

 

Tours, Atracciones y Cosas que Hacer en Múrom

La ciudad de Múrom en Rusia yace entre densos bosques y arboledas de roble, ricas praderas y ríos torrenciales. La ciudad se encuentra a 300 kilómetros de Moscú, a lo largo de los montañosos bancos del río Oka y conecta el Anillo de Oro de Rusia, una popular ruta turística compuesta por un circuito de pintorescos pueblos históricos.

La palabra murom, significa “tierra alta” o “agua en la montaña” y era una antigua palabra finlandesa que fue tomada por la tribu ugrofinesa de Múrom, quienes habitaron en la zona antes de la llegada de los svans. A través de su nombre, la ciudad de Múrom ha retenido la impronta de sus habitantes originales hasta la actualidad.

Múrom es una de las ciudades más antiguas de Rusia y se define por su legado de héroes nacionales, su arquitectura antigua y sus devotos religiosos. Los nombres y actividades de más de veinte santos ortodoxos están asociados con esta ciudad única, cuyos monasterios, íconos y hacedores de milagros han sido famosos por mucho tiempo a lo largo de Rusia. El héroe épico Ilya Muroments, aclamado por su gran poder y el amor a su patria, supuestamente nació en la vecindad de Múrom. Su nombre, reflejo de sus raíces Muromitas, es ahora sinónimo de la fuerza del espíritu de Rusia.

Múrom en las páginas de la historia

Múrom es el centro histórico de Rusia, una ciudad antigua mencionada por primera vez en los manuscritos del año 862 AD y una de las pocas ciudades rusas que ha preservado la memoria de las tribus ugrofinesas, que una vez vivieron en su territorio.

Incluso en los siglos VI-VII, la tribu Múrom contaba con un gran asentamiento en el mismo lugar donde se localiza la ciudad de Múrom en la actualidad. La tribu mantenía relaciones comerciales con sus vecinos búlgaros y eslavos, siendo los productos de más demanda sus valiosas monturas de pieles, zorros, martas y ardillas, así como también cera de abeja y pescado.

La producción artesanal estaba pobremente desarrollada entre los habitantes de Múrom, y gradualmente el asentamiento fue dominado por los artesanos eslavos y más tarde por los vigilantes. Eventualmente Múrom se convirtió en una ciudad eslava. Se considera que Gleb Vladimirovich fue el primer príncipe de Múrom, quien tomó el poder a comienzos del siglo XI.

En ese entonces Múrom se encontraba idealmente localizada en el cruce de las rutas comerciales entre Rusia y Bulgaria. La ciudad creció en importancia como centro de comercio, y mantuvo por mucho tiempo su reputación como puesto de avanzada del lejano oriente de Rusia. Bajo el comienzo del domino eslavo floreció el intercambio comercial con los búlgaros, Riazán y Chernigov, y durante este tiempo la ciudad también se desarrolló en cerámica, herrería, artesanías talladas en hueso y trabajos con metales.

Múrom no escapó a la invasión de los mongoles tártaros en Rusia. Debido a las peleas internas de los príncipes rusos de aquel entonces, nadie protegió Múrom contra sus atacantes, quienes devastaron la ciudad por completo en 1237. Sus habitantes fueron subsecuentemente sometidos y grabados con impuestos, y pasó más de un siglo antes de que Múrom fuese reconstruido en 1351. A finales del siglo XIV, fue clasificado como uno de los asentamientos más orientales del Principado de Moscú.

Iván el Terrible, quien fue el primer zar de Rusia, marchó hacia Kazán para diezmar el kanato de Kazán en 1552. Uno de sus numerosos ejércitos marchó hacia Múrom, el cual en julio de ese año operó como un campamento militar: los soldados inundaron la ciudad armando campamento en sus calles bajo las banderas de batalla y cortando árboles de sus riberas para armar balsas y arados. Iván el Terrible en persona observó desde su tienda cómo la armada cruzaba el río Oka, se dirigía hacia el bosque Sakan y más allá. En las barracas de esa valerosa armada se encontraba el escuadrón de Múrom, el cual se destacó en el llamado “Asedio de Kazán”.

Durante la revuelta política conocida como los Tiempos de Problemas, los habitantes de Múrom tomaron un rol activo en la lucha contra los invasores extranjeros. En 1727, el 21o Regimiento de Infantería de Múrom se formó en el ejército ruso y continuo como una división destacada durante dos siglos. Este valiente regimiento ganó su reputación a través de sus muchos logros: el escuadrón realizó su primera hazaña en la Guerra de los Siete Años contra el rey Federico II de Prusia y participó en casi todas las campañas italianas y suizas del general ruso Alexander Suvorov. Entró victoriosamente en Berlín en 1760 y 1813, y en París en 1815.

A medida que las campañas militares de Rusia comenzaron a disminuir, la vida en Múrom regresó paulatinamente a la normalidad. El comercio revivió y se desarrollaron varios oficios. Los pescadores de Múrom abastecían el pescado rojo para la mesa real y sus pescadores se hicieron famosos en todo el país por su habilidad para atrapar peces. Al mismo tiempo el “kalach” de Múrom, un tipo de pan artesanal horneado en forma de trenza, ganó reconocimiento como uno de los mejores panes de Rusia, un honor que aún sostiene en la actualidad.

Tras la abolición de la esclavitud en Múrom, comenzó a desarrollarse la producción capitalista. Los trabajos de manufacturación gradualmente dieron paso a empresas mecanizadas, mientras que se abrieron fábricas de hilado de lino y molinos mecánicos y de aceite.

En 1845, apareció el primer barco a vapor en Múrom y en 1858, un servicio regular de barco a vapor fue establecido conectando otras ciudades localizadas en el río Oka. En 1880 se estableció la línea ferroviaria Kovrov-Múrom. En 1920 Múrom fue anexada a la Región rusa Nizhny Nóvgorod y en 1944 fue declarada la capital del Distrito de Múrom de la región rusa Vladimir.

Sitios destacados de Múrom

A pesar de que Múrom puede que no reciba la cantidad de turistas que reciben otras ciudades del Anillo de Oro de Rusia, tales como Suzdal o Vladimir, es sin dudas una ciudad remarcable.

La Catedral Spaso-Preobrazhenskyi (la Catedral de la Transfiguración) es la estructura arquitectónica más antigua no solo de Múrom, sino del territorio entero del río Oka. Localizada en el borde sur del antiguo centro de la ciudad, fue construida en el siglo XVI y celebró su aniversario 900 en 1997.

En la histórica Múrom, es aún posible ver las instituciones de comercio localizadas en los bancos del río Oka, desde los cuales se puede admirar la maravillosa vista panorámica de los antiguos Monasterios de la Trinidad y la Anunciación.

La concepción del Monasterio de la Anunciación comenzó siglos antes de su construcción. El príncipe Constantino, quien trajo la cristiandad por primera vez a Múrom, fue canonizado en 1457 y enterrado en la ciudad junto con su esposa y sus dos hijos, acto que dio Múrom el estatus de sagrado. En 1552, el zar Iván el Terrible visitó Múrom en su camino a Kazán, donde se cree que prometió establecer un monasterio si salía victorioso de su campaña. Kazán fue capturado y el Monasterio de la Anunciación fue construido en un estilo arquitectónico similar al del Convento de la Sagrada Trinidad localizado en la cercanía de Múrom.

El Convento de la Sagrada Trinidad se levanta en el sitio donde una vez se localizó el antiguo patio del príncipe Yuri Yaroslavich. La corte principesa se extinguió en el siglo XVII y en 1642-1643, la Catedral de la Sagrada Trinidad fue construida. Poco tiempo después, con el permiso del patriarca, se construyó el convento. El conjunto incluía la Iglesia de la Madre de Dios de Kazán y la Iglesia de San Sergius de Radonezh, llevada al sitio desde una aldea local. También cuenta con un campanario, el cual, tras su finalización en 1652, era la estructura más alta de la ciudad y por lo tanto servía como guía para los barcos y vagones.

En la actualidad, el Monasterio de la Sagrada Trinidad sirve como sitio de peregrinaje, en gran medida gracias a las reliquias que contiene de San Pedro y San Fevronia, patronos del amor y el matrimonio quienes supuestamente tienen poderes para curar la infertilidad. En 2008 se levantó un monumento para Pedro y Fevronia frente al Palacio de Boda.

Varias notables casas de adoración pueden ser encontradas cerca del río Oka en Múrom. La iglesia de Nikolo-Naberezhnaya fue fundada en 1700-1714 en el sitio donde se encontraba una antigua iglesia de madera. La modesta iglesia de Kozma y Demyan fue construida más de cuatrocientos años atrás en honor a los santos Kozma y Demyan, cuya identidad precisa permanece desconocida. El Convento de la Resurrección, otro complejo simple construido a mediados del siglo XVII, incluye la Iglesia de la Resurrección que cuenta con cinco cúpulas, la Iglesia de Vvedenskaya con una cúpula sola y el campanario.

El Museo de Historia y Arte de Múrom, a menudo llamado “El pequeño Hermitage”, está localizado en la antigua casa de la familia de comerciantes Zvorykin. El mismo incluye una exhibición de la vida del comerciante, así como una admirable colección de trabajos antiguos y modernos de artistas locales famosos.

Se cree que una casa en Múrom marca el sitio donde nació el héroe épico Ilya Muromets y está marcada con una placa conmemorativa. Un monumento de Muromts, creado en 1999 por el famoso escultor V. M. Klykov, muestra al héroe con un casco y una armadura de cadenas, con su mano derecha empuñando una espada en alto y su mano izquierda agarrando una cruz. El monumento puede ser encontrada en el Parque Oksky, un popular centro cultural y de entretenimiento.

Múrom en la actualidad

El moderno Múrom ha logrado mantener no solo su nombre original, sino también su apariencia histórica. Múrom es la ciudad más antigua de la Región de Vladimir (también conocida como la Región de Rusia 33), habiendo cumplido 1150 años en 2012.

Los visitantes de esta ciudad única notarán un agudo contraste entre los distritos de la parte histórica y la moderna. Todo se ve moderno en el limpio y bien mantenido centro de la ciudad, desde las fachadas de los negocios hasta el flujo de vehículos y los peatones apresurando su paso. Sin embargo, al dar un paseo alrededor de los barrios costeros se siente la tranquilidad y paz de la ciudad antigua. La vista de antiguas mansiones de piedra escondidas tras densas copas de árboles, portones inclinados y sus peculiares casas de madera talladas con decoraciones es verdaderamente magnífica.

Múrom no es solo una de las ciudades más antiguas y grandes de la Región de Vladimir, sino también un gran centro industrial. La ciudad alberga alrededor de treinta empresas equipadas con la última tecnología y distribuye productos, como sus Primers Murom para pistolas y rifles, reconocidos mucho más allá de las fronteras de Rusia.

En 2008, Múrom fue el anfitrión del primer Día de la Familia, el Amor y la Fidelidad de Toda Rusia, el cual ahora el 8 de julio, atrae turistas de todo el mundo.

Otra celebración anual en Múrom es el Día de la Ciudad, el cual se festeja con el Festival Turístico Bogatyrskie Zabavi (Diversión heroica). Durante esta celebración los visitantes pueden disfrutar de un programa teatral, conciertos por el famoso Conjunto Múrom, representaciones históricas, entretenimiento ruso y deliciosos platos locales y delicias.

Los turistas que visiten Múrom no se decepcionarán de sus diversos souvenirs, los cuales van desde réplicas únicas de antiguos laberintos, espadas y cascos, hasta platos originales, zapatos de cuero y delicados productos de lino incluyendo servilletas, toallas y manteles.

¡Bienvenido a Múrom en Rusia, una ciudad antigua entretejida de leyendas y tradiciones!