Rostov, Rusia

Rostov, Rusia Vista de la ciudad y del Kremlin de Rostov

 

Quizás el paseo más excitante de la ruta del Anillo de Oro de Rusia, lo espera en Rostov. Esta ciudad ancestral ha preservado la atmósfera única de la Rusia medieval gracias a sus muchos monumentos, antiguos castillos, iglesias, monasterios, etc. Esta herencia única del pasado testifica acerca de la rica y larga historia de la ciudad. Rostov es de hecho una de las ciudades más antiguas de Rusia y se menciona en las crónicas desde 862.

Los antecedentes de Rostov cuentan que aquellas tierras eran originalmente habitadas por las tribus paganas Finno-Ugric, quienes establecieron un asentamiento allí. Solo en los siglos X-XI el territorio de Rostov comenzó a ser habitado por los eslavos que llegaron desde el norte. En 988, las tierras de Rostov fueron dadas al gran gobernador ruso, Yaroslav el Sabio. Luego, fueron pasadas a su hijo Vsevolod y más tarde a su nieto, Vladimir Monomakh y sus descendientes, Yuri Dolgoruky, Andrei Bogoliubsky etc. Desde el siglo X al XII Rostov junto con Suzdal se convirtió en la capital del principado Rostov-Suzdal. Más tarde, el centro del principado se movió a Vladimir.

A comienzos del siglo XIII emergió el principado independiente de Rostov. Fue una época de crecimiento económico y cultural sin precedente para la ciudad, la cual creció junto con nuevos edificios de iglesias, fortalezas, palacios y templos. Rostov se convirtió en una de las ciudades más grandes del noreste de Rusia. Incluso fue llamada Rostov la Grande, como Novgorod. A ninguna otra ciudad de Rusia se le otorgó tal honor. Pero el rápido crecimiento y prosperidad de la ciudad, fue interrumpido por la invasión mongola en 1238. Sin embargo, la ciudad recuperó rápidamente su grandeza. Las batallas entre los gobernantes de Rostov la separaron en dos partes. En el siglo XIII la ciudad estaba dividida entre los principados de Rostov, Yaroslavl y Uglich. Utilizando las debilidades de los gobernantes locales, los príncipes de Moscú toman posesión de las tierras de Rostov. En el siglo XV Rostov fue anexada por completo a Moscú.

En la época de los Grandes Problemas, Rostov fue quemada y saqueada por los invasores polacos-lituanos. El fin del siglo en Rostov vio el comienzo del llamado Rostov Kremlin, la residencia de los metropolitanos de Rostov.

Por otro lado, Rostov es famosa por ser el lugar de nacimiento de San Sergius de Radonezh, fundador de la Trinidad Sergius Lavra. Los mejores souvenirs traídos de Rostov son los productos con las famosas pinturas esmaltadas de Rostov.