Semiónov, Rusia

Semiónov, Rusia

Semiónov (Semyonov), Rusia, es mejor conocido por ser el lugar de nacimiento del famoso arte folclórico Khokhloma, ya que fue aquí donde esta artesanía única se desarrolló por primera vez a mediados del siglo XVII. Lo que comenzó como un centro de comercio artesanal comunitario, se fue desarrollando en una producción industrial aclamada internacionalmente.

Localizado a lo largo del río Sanokhta en la Región Nizhny Nóvgorod, el pueblo fue primero referido en 1644 como el “pueblo Semyonovskoye”. Antes de que se desarrollase la industria Khokhloma, el pueblo era conocido por su gran población de Antiguos Creyentes, fervientes devotos religiosos quienes se aferraban a las prácticas originales de la Iglesia Rusa Ortodoxa.

El arte Khokhloma comenzó a desarrollarse a mediados del siglo XVII a medida que cucharas, cucharones, bandejas y tazas eran llevadas a Semiónov de los pueblos de los alrededores para ser pintados. Los productos decorados eran inmediatamente vendidos por un valor superior y estaban definidos por detalladas representaciones de la naturaleza en rojo, verde, negro y dorado, típicamente pintados en pequeños objetos del hogar.

En 1779, bajo el reinado de la Emperatriz Catalina la Grande, el pueblo en crecimiento obtuvo el estatus de ciudad del condado y en 1819 se agregó a su paisaje la famosa Catedral de la Ascensión. A través de todos estos cambios, el arte Khokhloma continuó desarrollándose junto con una robusta industria de comercio. Luego de que los productos fueron exhibidos en la Exhibición Mundial de Paris en 1889, la demanda internacional de estas artesanías creció exponencialmente. Los productos Khokhloma realizados en Semiónov ganaron fama fuera de la frontera de Rusia y ejemplos históricos de este trabajo pintado en madera pueden ser encontrados en la India, Persia y muchos países occidentales.

A comienzos del siglo XX, un ferrocarril a lo largo de Semiónov sirvió como impulso para el intenso crecimiento de la economía local. En 1916, abrió en la ciudad una escuela de pintura artística en madera que marcó el comienzo de la empresa de pintura Khokhloma en Semiónov. Seis años más tarde, las ahora famosas muñecas rusas matrioskas comenzaron a producirse en las fábricas locales.

Aquellos que visiten Semiónov en la actualidad podrán apreciar los muchos edificios históricos que han sido preservados en la ciudad, incluyendo la Catedral de la Ascensión, algunas casas de madera de los comerciantes y el icónico Museo y Fábrica Dorada Khokhloma. El Museo Semiónov de Historia y Arte también contiene muchas exhibiciones informativas. Por otro lado, el Festival Dorado Khokhloma se lleva a cabo anualmente en la tercera semana de junio e incluye actuaciones de varios artistas locales y varias clases magistrales de artesanías folclóricas locales.