Smolensk, Rusia

Smolensk, Rusia Catedral de la Epifanía y un monumento a V. Monomakh, Smolensk

 

Al igual que Moscú, Smolensk o Smolensko es llamada “la ciudad en las siete colinas” y cuenta con una impresionante pared defensiva que sorprende a sus visitantes con su tamaño, poéticamente comparada por Boris Godunov con un “collar de la tierra de Rusia”. La ciudad fue llamada fortaleza y escudo y hasta fue premiada con el estatus de ciudad de héroes por su coraje y heroica defensa durante la Gran Guerra Patriótica de 1941-1945. En años recientes, la ciudad ha sido llamada “la capital de los diamantes” debido a que la región produce dos tercios de todos los diamantes de calidad superior de Rusia. Smolensk, que cuenta con alrededor de 1150 años, es una de las ciudades más antiguas de Rusia.  

La historia de Smolensk comienza en el año 863, cuando fue mencionada en las crónicas de Ustyug como una ciudad bien fortificada “grandiosa en tamaño y en la cantidad de habitantes”. Debido a su estratégica locación geográfica en las rutas desde Moscú hacia Bielorrusia, los Estados Bálticos, los países de Europa Occidental y Central, Smolensk fue fundada como un pueblo militar y como tal existió por muchos años. Se creía que quien tomase Smolensk, una de las grandes ciudades de Rusia, la cual siempre había sido capaz de dar batalla al enemigo, tendría el camino allanado para Moscú. Smolensk siempre fue un escudo, una fortificación, primero popular en rumores y luego desarrollándose en la fortaleza que es en la actualidad, fundada por Boris Godunov. La fortaleza vio pasar muchos enemigos del estado de Rusia, los cuales provenían principalmente del Occidente y siempre fue capaz de dar batalla e incluso sin resistir el ataque y arruinada, revivió repetidamente, motivo por el cual, el escudo de armas de Smolensk incluye un ave fénix. 

La ciudad está localizada en la parte superior del río Dnieper, a aproximadamente 500 kilómetros de Moscú. Smolensk ocupa un territorio de 166.35 km² y se extiende por 25km de este a oeste y por 15km de norte a sur. El clima es moderado continental, mitigado por la influencia del Océano Atlántico. Los inviernos en Smolensk son moderadamente fríos mientras que los veranos son principalmente nublados con lluvias regulares.  

La diferencia de altitud de las colinas donde se extiende Smolensk alcanza los 90 metros, lo cual permite contemplar un deslumbrante panorama de la ciudad desde las colinas. Smolensk difiere de otras ciudades antiguas por su atmósfera especial, su centro histórico (llamado distrito de Lenin) el cual se asimila más a una antigua ciudad europea que a una rusa. Cuando visite Smolensk no debe dejar de realizar una visita a la Catedral de la Asunción, las iglesias del siglo XII y el centro de la ciudad el cual ha preservado muchos de sus edificios anteriores a la guerra. Uno de los principales eventos anuales de la ciudad es la reconstrucción histórica de los eventos de 1812, los cuales toman lugar a principios de agosto en la Montaña Valutina. Personas de muchas ciudades y países llegan hasta aquí no solo para presenciar este evento, sino para tomar parte en la reconstrucción.  

Por otro lado, cabe mencionar que Smolensk es el lugar de nacimiento de Yuri Gagarin, el primer hombre que realizó un viaje espacial.  

Es posible llegar a Smolensk desde Moscú eligiendo una de estas tres opciones: un tren de lujo, un autobús o con un vehículo privado. La ciudad cuenta con varios hoteles para cada gusto y presupuesto, siendo también una buena alternativa alojarse en los pintorescos suburbios de la ciudad. Smolensk es especialmente hermosa en primavera cuando florecen los nogales y arbustos de lilas y el viento vuela los pétalos blancos de los manzanos y perales por toda la ciudad, mientras el aire se llena de un dulce aroma a cerezos. La ciudad es también interesante en verano, cuando se vuelve elegante y verde, y cuando, además de visitar la ciudad, es posible visitar el lago de Smolensk.