Serhetabat, Turkmenistán

La ciudad de Serkhetabad está situada al sur de Mary Veloyat de Turkmenistán, en el Río Kushka. La población de la ciudad es de unos 15.000 habitantes. Serkhetabad consiguió el estatus de ciudad en 1967. La ciudad obtuvo su nombre oficial en 1992. Se encuentra cerca de la ruta de Mary-Kandagar.

En el lugar de la ciudad moderna, había una fortaleza fronteriza Kushka construida por soldados (militares) rusos en 1890. Era un puesto fronterizo que protegía las fronteras más lejanas del Imperio Ruso de las tribus afganas. Cabe señalar que la fortaleza de Kushka fue el punto extremo del Imperio Ruso, en conmemoración a la fortaleza, en una de las colinas altas hay una cruz de 10 m de altura, establecida en honor al 300 aniversario de la existencia de la Casa de Romanov.

La fortaleza de Kushka fue construida en la orilla del río con el mismo nombre, el lugar no fue elegido por casualidad. Además de su importante rol estratégico, el valle del río era apto para la agricultura, por lo que el asentamiento alrededor de la fortaleza creció rápidamente y en un siglo se convirtió en una ciudad. La propia fortaleza ocupaba un gran territorio en medio del valle. Se construyeron defensas permanentes alrededor de la fortaleza que se transformó en una pequeña ciudad militar a principios del siglo XX. Consistía en cuarteles, almacenes, depósitos de suministros militares y casas de guardias que formaban varias calles. El centro estaba ocupado por una pequeña Iglesia Ortodoxa.

La historia de la fortaleza en la época soviética también estaba interesante y llena de acontecimientos. En 1917 el cuartel de la fortaleza apoyó a los trabajadores de Tashkent, y en agosto de 1918 dio una batalla a las tropas de la Guardia Blanca. La defensa de Kushka fue uno de los episodios más heroicos de la lucha entre el Ejército Rojo y la Guardia Blanca en Asia Central. En honor a las heroicas acciones del Ejército Rojo en la ciudad se construyó el Monumento al Soldado Soviético para conmemorar la victoria.