Mingachevir, Azerbaiyán

Mingachevir es un gran centro industrial de Azerbaiyán

Mingachevir se encuentra localizada en el río Kura. En primer lugar, es conocida por su cuenca de agua a la cual los resientes llaman “el Mar de Mingachevir”. La misma provee agua a las áreas cercanas. Localizada en la costa de la cuenca de agua, es un centro turístico con maravillosas vistas y una playa de arena.

Pero no es solo el “mar” el que atrae turistas. Mingachevir es el lugar donde los arqueólogos encontraron un complejo entero de monumentos que datan desde el año 2000 AC hasta siglo XVII, incluyendo remanentes de asentamientos, montículos sepulcrales, ánforas sepulcrales y hasta templos cristianos. La ciudad tiene un teatro y un museo local con una colección que refleja la rica historia del área.

Monumentos de Mingachevir

Mingachevir

La ciudad de Mingachevir está localizada a ambos bancos del río Kura. Este territorio fue poblado alrededor del año 3000AC. Sin embargo, la ciudad cuenta con más de 4500 años de gloriosa historia, apoyada por el numeroso material arqueológico hallado en el territorio de Mingachevir.

Durante las excavaciones, los arqueólogos encontraron monedas griegas, romanas y de Arshakid, lo cual evidencia un intenso comercio en la región. Las crónicas de Mingachevir la describen como el centro de los talleres de artesanías, negocios, baños, etc. En el siglo XVIII la población de la ciudad se mudó completamente al banco izquierdo del río Kura. En la actualidad, Mingachevir en un gran centro industrial, que conforma la cuarta ciudad más grande de Azerbaiyán luego de Bakú, Sumgait y Ganja.

Complejo arqueológico Mingachevir

BANCO IZQUIERDO DEL RIO KURA

La mayor parte del complejo arqueológico de Mingachevir se encuentra localizada en el banco derecho del río Kura, donde previamente se erigía el antiguo asentamiento de Sudagylan. En las ruinas del asentamiento urbano se hallaron hornos de cerámica de dos calderas (siglos I y VIII), casas hechas de ladrillos crudos, metal, piedras, herramientas de huesos, objetos de la vivienda, objetos de loza, monedas sasánidas y árabes de comienzos de la Edad Media, etc.

En las tumbas se encontró mercancía de cerámica, vidrio y plata, varios anillos, herramientas de hierro, monedas, y sellos sasánidas.

En el centro del lugar, los arqueólogos también hallaron restos arquitectónicos de estructuras de culto. La parte principal del templo, estaba ocupada por un gran corredor para rezar, con los fragmentos de yeso pintado con tientes de plantas.

La entrada del templo se encontraba localizada en la pared sudoeste. Opuesto a la entrada se encuentra una gran piedra principal con las imágenes de dos pavos reales. Hacia el sudeste del templo, se encuentran tres pequeños cuartos adjuntos. Las paredes del templo están hechas de ladrillos sin cocinar y la densidad promedio de sus paredes es de 1,5mts. La estructura estaba cubierta con tejas a base de madera. El templo contiene una pequeña estructura cuadrada funeraria, hecha con ladrillos quemados.

Monedas sasánidas encontradas en el templo, son relacionas con la fecha de construcción que data de los siglos V-VI.

Tras la ocupación mongola en los siglos XIV-XVII, la población se mudó al banco derecho del río Kura.

BANCO DERECHO DEL RIO KURA

La capa más baja de esta reserva arqueológica es un antiguo campo sepulcral, donde se encontraron las famosas ánforas sepulcrales de Mingachevir (más de 300).

En esas tumbas, los muertos yacían con sus cabezas hacia la entrada. Sus rodillas y cabezas estaban inclinadas simbolizando la posición fetal. Todas las criptas son rojas: desde los tiempos antiguos, el color rojo simboliza la sangre, y la sangre significa vida. En estos sepulcros encontraron muchos utensilios: ollas y tinajas. Los utensilios utilizados para ceremonias funerarias formaban parte de un culto de ese período histórico y hablan acerca de las antiguas creencias de resurrección de su gente. Las tumbas también contenían hornos rectangulares, herramientas de hierro, joyas y monedas de aquel período. Todo esto testifica acerca del estilo de vida de las tribus que habitaban este territorio.

Más de 200 lugares de sepulcros y montículos fueron encontrados en el cementerio de aquel período. En los montículos sepulcrales se encontraron personas juntos con animales: toros, caballos y también valiosos utensilios. Aparentemente, aquellas eran las tumbas de jefes.

La capa media y superior de la excavación, está relacionada con las Eras de Bronce y Hierro. Se encontraron herramientas de piedra, bronce, pocillos, hornos de cerámica y para fundir metal, objetos de loza, huesos de animales y pescados y muchas otras cosas.