Lago Son-Kul, Kirguistán

Lago Son-Kul, Kirguistán

Son-Kul es un lago de montaña en el centro de Tian Shan, prácticamente en el centro de Kirguistán. El nombre se traduce del kirguís como "el último lago".

Son-Kul se encuentra a una altitud de 3016 m (9895 pies) sobre el nivel del mar. Con 29 km de largo y 18 km de ancho, y una profundidad máxima de 13,2 m, Son-Kul es el segundo lago más grande de Kirguistán. La temperatura media de agua es de -3,5° C (26° F), aunque en verano la temperatura media es de 11° C (52° F). En invierno, las temperaturas descienden hasta -20° C (-4° F), y hay alrededor de 200 días de nieve al año. Esto significa que, en invierno, a menudo es imposible llegar al lago. A diferencia de Issyk-Kul, Son-Kul se congela en invierno y permanece congelado de septiembre a junio.

Rodeado por una meseta de alta montaña, Son-Kul no tiene árboles. Los prados son ricos, y por lo tanto son utilizados por los pastores de Kochkor, Naryn y At-Bashi como pastos de verano para sus rebaños. Durante el verano, los visitantes pueden encontrar mucha gente y animales, además de varios campamentos de yurtas. De hecho, hay pruebas de que los pastores han estado viniendo aquí desde tiempos antiguos. Hay pequeñas disposiciones de piedras en pie y círculos de piedra - nada tan grande como Stonehenge, pero es interesante especular cómo llegaron aquí y cuál fue su propósito.

Son-Kul Lake, Kyrgyzstan
Son-Kul Lake, Kyrgyzstan
Son-Kul Lake, Kyrgyzstan

Muchos pastores estarán encantados de recibir a los turistas y servir una taza de kumis, e incluso dejar que los visitantes pasen la noche en esteras en el suelo, pero aun así es mejor hacer preparativos de antemano. Hay varios campamentos de yurtas instalados en verano para alojar a los turistas, con cocinas, baños y lavaderos (aunque ciertamente no son un lujo). También es posible organizar excursiones a caballo y senderismo desde Son-Kul, con una duración de entre una hora y un día.

Lago Son-Kul, Kirguistán
Lago Son-Kul, Kirguistán
Lago Son-Kul, Kirguistán

Hay cuatro caminos que conducen a Son-Kul. Uno es desde Sary-Bulak en el noreste; el segundo, desde Naryn en el sureste, atraviesa una impresionante serie de más de 30 desvíos, uno de los cuales nos lleva hacia una hermosa cascada rodeada de bosques; el tercero va a Ak-Tal en el suroeste; y el cuarto pasa por las minas de carbón de Kara Keche hacia Chaek en el noroeste. Sin embargo, en invierno, y a menudo también en primavera y otoño, estos caminos están cerrados por la nieve.

Los visitantes vienen a Son-Kul para experimentar la naturaleza prístina de Kirguistán. Aunque no hay árboles en las altas llanuras, hay muchas hierbas, incluyendo manzanilla, artemisa, liquen, gorro de fraile y raíz dorada, muchas de las cuales son apreciadas por sus cualidades medicinales. Las flores son particularmente abundantes después de que la nieve se derrite a finales de la primavera. Hay unas 66 especies de aves acuáticas que viven alrededor del lago o en los alrededores, lo que hace que la zona sea relativamente diversa desde el punto de vista ecológico. Hay varias especies de gaviotas y patos, además de grullas, cigüeñas, perdices, fochas calvas, chorlitos, halcones, águilas reales y cormoranes. Los visitantes afortunados pueden ver ciervos, zorros, marmotas, argalis de Marco Polo, linces, leopardos y lobos en las llanuras. No había peces en Son-Kul hasta 1959, cuando fueron especialmente introducidos. Ahora, el pescado del lago se puede encontrar en los mercados de Naryn y Kochkor.