Año Nuevo en Uzbekistán

El Día de Año Nuevo en Uzbekistán Llega a Cada Familia

El Año Nuevo es uno de los días favoritos y más esperado para los ciudadanos de Uzbekistán. Como regla, durante estos mágicos días, todos esperan pesadas nevadas, lo cual no siempre sucede en esta seca región. Pero si el día de Año Nuevo todo está cubierto de nieve, puede considerarse que es lo mejor posible: crocante nieve, aroma de los pinos, el olor a las especias, pararse en la nieve, hacer muñecos de nieve y usar los trineos.

Esta larga e internacional festividad llega a cada familia y por supuesto es ampliamente celebrada en la nación. El favorito de todos los niños y el símbolo del festejo, el árbol verde de Año Nuevo, aparece en la plaza principal de la capital centellando con sus guirnaldas de luces y bolas. La gente joven se reúne allí para escuchar el mágico toque de la torre del reloj de Tashkent. Los días subsiguientes la plaza se convierte en el principal centro de los festejos públicos. Los niños son los que más lo disfrutan, dado a que allí es donde esperan al Abuelo Escarcha y a la Doncella de Nieve, así como también a muchos otros personajes de sus libros y dibujos animados favoritos. Otro de los entretenimientos centrales para los niños, es una plaza cerca del circo de la ciudad, donde muchas tiendas con juegos, juguetes y dulces son instaladas, junto con payasos y acróbatas para entretener a los niños.

El tiempo de entretenimiento para los adultos no es menos interesante ni variado. Durante esos días los teatros ofrecen maravillosas presentaciones festivas en cines, cafeterías y restaurantes, las cuales a menudo se llenan de gente. Cada lugar público trata de superar al otro con su original programa: actuaciones de artistas populares, divertidos concursos y ciertamente una sobresaliente fiesta de Año Nuevo.