Naryn, Kirguistán

Naryn, KirguistánNaryn es el centro administrativo de la provincia de Naryn, la provincia más grande y montañosa de Kirguistán. A pesar de no ser una gran ciudad, Naryn alberga varias oficinas gubernamentales, museos y el campus de la Universidad de Asia Central. Localizanda en la camino a Torugart y Tash Rabat, Naryn es el centro de la región más tradicional (y la región con el clima más frío) de Kirguistán.

Naryn fue fundada como una guarnición rusa en 1868, sin embargo, una pequeña fortaleza en la misma locación, existió por mucho tiempo para proteger a los viajeros en la Gran Ruta de la Seda. En 1917, la ciudad estaba bajo el control de la Armada Roja y en 1920, hubo un enfrentamiento entre las armadas Roja y Blanca, con la armada roja ganando nuevamente el control. En 1927, Naryn se convirtió en el centro administrativo de la provincia. Para lidiar con los problemas de visa, Naryn cuenta con una Sección Consular del Ministerio de Asuntos Externos y debido a su proximidad con China es una zona de libre comercio.

Naryn, KirguistánEn la actualidad, Naryn es una ciudad que cuenta con alrededor de 35.000 habitantes, esparcidos a lo largo de sus avenidas con arboledas en los bancos del Río Naryn. En 2016, el campus de la Universidad de Asia Central abrió en Naryn, atrayendo estudiantes de toda la región. Naryn es conocida por tener una de las mejores carnes y platos tradicionales kirguises del país, asique asegúrese de probarlos. Haga una parada en el museo o galería de arte, u organice un tour a las montañas alrededor de Naryn.

Justo en las afueras de Naryn se encuentra Koshoy Korgon, los restos de una fortaleza de lodo de los siglos VII-X EC. Koshoy es el nombre del personaje de “The Epic of Manas”, y koshoy simplemente significa fortaleza. Hay un pequeño museo cerca de la fortaleza, que cuenta con exhibiciones acerca de la arqueología y cultura de Kirguistán. Para aquellos más interesados en el arte y las tradiciones de Kirguistán, el pequeño pueblo de At-Bashi no lejos de Naryn. At-Bashi es un tradicional pueblo kirguís, lleno de artesanos locales, buena cocina y un interesante pasado histórico. At-Bashi también es un gran lugar de comienzo para explorar el jailoo (pastura de verano) y los profundos bosques de las montañas de Naryn.