Turismo en Kirguistán

Turismo en Kirguistán Los turistas visitan el complejo arqueológico y arquitectónico "Torre Burana"

 

Kirguistán es famoso por sus cumbres nevadas, sus praderas de alta montaña, sus extensas praderas llenas de fragancias de plantas y flores, sus cristalinos ríos de montaña y sus serenos lagos espejados esparcidos entre las altas cumbres. El turismo en Kirguistán le introduce en estos espacios naturales salvajes, así como en la historia antigua de la Ruta de la Seda. Cualquier tour en Kirguistán será una experiencia única y fuera de lo común que seguramente creará recuerdos para toda la vida.

Kirguistán se encuentra en la cima del continente euroasiático, en el centro entre el este y el oeste. A pesar de ser un país relativamente pequeño, Kirguistán alberga tres picos de más de 7.000 m (22.965 pies). Esta cifra no es muy sorprendente, considerando que el 94% del país se encuentra a más de 1.000 m (3.280 pies) sobre el nivel del mar, y el 80% está ocupado por la escarpada cordillera de Tian Shan. La mejor manera de experimentar la variedad de zonas climáticas es simplemente hacer senderismo, ya que los senderos atraviesan bosques de coníferas, vegetación de tundra, pastizales altos y picos rocosos de montañas.

Turismo Histórico

El turismo histórico en Kirguistán abarca los acontecimientos de milenios y excava en las capas de la historia casi olvidada, mientras resucita la memoria de nómades, colonizadores y mercaderes del pasado.

Adéntrese en la historia antigua con los Petroglifos de Cholpon-Ata, los cuales ofrecen una rara mirada del estilo de vida sedentario preislámico de los antiguos habitantes de las Montañas Tian Shan. Una porciones del pasado en los museos nómades y las activas demostraciones de la construcción de yurtas o visite los restos de las capitales medievales en las ciudades de Uzgen y Balasagun. Descubra el sitio más glorioso de la antigua Ruta de la Seda en Kirguistán visitando el Caravasar Tash Rabat, cuyos dudosos orígenes y remota locación en las montañas solo agregan misticismo y un permanente encanto. El turismo histórico en Kirguistán ciertamente no estaría completo sin una miranda en la moderna historia de Bishkek, Karakol y otras ciudades. Lea más acerca del Turismo Histórico en Kirguistán aquí.

Turismo en Kirguistán: Turismo Histórico. Torre de Burana

Turismo Aventura

Para los amantes de los deportes de montaña, los tours en Kirguistán son ideales. Los ríos de montaña se han hecho famosos recientemente entre los amantes del rafting. El senderismo y la escalada han sido populares desde hace mucho tiempo, con muchas rutas establecidas, así como muchos destinos nuevos y remotos. En invierno, son populares el esquí y el snowboard, y en verano, la bicicleta de montaña es una de las mejores formas de aprovechar las pistas. Los visitantes, especialmente valientes, pueden probar el ala delta, el paracaidismo o el salto base. Para los que quieren ir lejos, las caminatas (tanto a caballo como a pie) son la forma ideal de adentrarse en las montañas y llegar a lagos y desfiladeros aislados. Lea más acerca del Turismo Aventura en Kirguistán aquí.

Turismo en Kirguistán: Turismo Aventura. Las tradiciones de los nómadas Kirguises

Turismo Cultural

El turismo en Kirguistán también puede ofrecer mucho al turista que no esté interesado en los deportes extremos. Museos de todo el país muestran la cultura y la historia de Kirguistán, ambas muy ricas en historia. La historia de Kirguistán se remonta a siglos atrás, cuando la Ruta de la Seda llevó a comerciantes y mercaderes a cruzar Eurasia, y cuando Kirguistán estaba en el centro de imperios y civilizaciones. Las influencias de China, Persia, Turquía y Rusia siguen siendo predominantes hoy en día, tanto en los sitios históricos como en el arte de Kirguistán. Los yacimientos arqueológicos y los petroglifos atestiguan la larga historia de Kirguistán, y los bazares son una parte de la antigua Ruta de la Seda que perdura hasta nuestros días. Los campamentos de yurtas y las diferentes fiestas ofrecen a los visitantes la oportunidad de sumergirse en la vida nómada tradicional con sus usos y costumbres. Lea más acerca del Turismo Cultural en Kirguistán aquí.

Turismo en Kirguistán: Turismo Cultural. Ropa tradicional kirguisa

Turismo de Naturaleza

El lugar más famoso de Kirguistán es el lago Issyk-Kul, el segundo lago alpino más grande del mundo. Rodeado de picos cubiertos de hielo, Issyk-Kul es famoso porque nunca se congela, incluso en las profundidades del invierno (la evaporación deja el lago ligeramente salado, lo que convierte a Issyk-Kul en el segundo lago salino más grande del mundo, después del Mar Caspio). La orilla norte está bordeada de famosos resorts y playas, incluyendo Cholpon-Ata, hogar de antiguos petroglifos. La orilla sur es conocida por sus vistas naturales, con caminatas que se dirigen a la cordillera Terskey Ala-Too y a los glaciares más allá de Karakol.

Para aquellos que prefieren experimentar la naturaleza a un ritmo más pausado podrán disfrutar de las maravillosas pasturas de montaña comúnmente encontradas en Kirguistán. Estos valles, gargantas, lagos y praderas han sido utilizados por los pastores por miles de años como pasturas de verano o “jailoos”. Aquí, lejos de la civilización y rodeado por yurtas y aire claro, podrá sentirse relajado y renovado, en armonía con la naturaleza. Para aquellos que desean experimentar una pequeña aventura sin comprometerse mucho, varias locaciones cuentan con caminatas cortas y paseos a caballo, los cuales van desde unas horas hasta un par de días. Lea más acerca del Turismo de Naturaleza en Kirguistán aquí.

Turismo en Kirguistán: Turismo de Naturaleza. Jeti-Oguz

El turismo en Kirguistán tiene algo que ofrecer a todos los viajeros, desde los amantes de las emociones, pasando por los escapistas, hasta los entusiastas de la cultura. Las montañas son el lugar perfecto para practicar senderismo, equitación, esquí o rafting, o incluso para relajarse con el aire fresco y puro. Issyk-Kul es ideal para unas vacaciones con todas las comodidades, pero eso sigue siendo magnífico y único (y la natación no se puede evitar). Además de la espectacularidad de la naturaleza, Kirguistán cuenta con yacimientos arqueológicos y centros culturales que dejarán hondas impresiones en los visitantes durante mucho tiempo.