San Petersburgo, Rusia

Avenida Nevski, San PetersburgoAvenida Nevski, San Petersburgo

 

San Petersburgo: Información General

San Petersburgo, la famosa ciudad sobre el río Neva, es un lugar del que se enamorará a primera vista. Cuenta con una apariencia encantadora única, creada por la estricta y a su vez lujosa arquitectura de la era del clasicismo.

Magníficos palacios adornados con columnas, majestuosas catedrales, imponentes fuentes y parques, ricos museos, grandiosos monumentos, pintorescos embarcaderos, agraciados puentes, avenidas derechas como una flecha y más. Anualmente millones de turistas de todo el mundo visitan la ciudad para presenciar toda esta belleza con sus propios ojos. Además, es solo aquí, en la ciudad sobre el gran río Neva, que podrá ver el espectáculo único que forman los puentes que se elevan para permitir la navegación de los barcos pesados. Solo aquí, en la ciudad más al norte de todas las grandes ciudades del mundo, podrá disfrutar del romance de las noches blancas: durante estos maravillosos días cuando el sol cae por debajo del horizonte no más de 9 grados, y el crepúsculo vespertino prácticamente se fusiona con la mañana.

En la actualidad San Petersburgo es la segunda ciudad más grande de Rusia y una de las más importantes, a pesar de que a menudo es llamada la Capital del Norte, lo cual indica su posición casi igualitaria con Moscú. De hecho, San Petersburgo es la ciudad de los epítetos, llamada “La Capital de la Cultura”, nombre ganado por ser una ciudad de aristócratas e intelectuales, la “Palmyra del Norte”, nombre que alaba la belleza de la ciudad, “la Venecia del Norte”, comparándola con la famosa ciudad italiana sobre el agua. San Petersburgo tiene todo para ser alabada por poetas de todo el mundo. Cada edificio es un poema congelado con un lazo de piedra y glorificado por la historia. Una caminata alrededor de San Petersburgo es un placer incomparable: La Catedral de Pedro y Pablo con su torre de oro, el símbolo de la capital del norte de Rusia, la famosa Plaza del Palacio con la imponente Columna de Alejandro, etc.

San Petersburgo está llena de palacios con magnífica arquitectura y estados adinerados. Primero encontramos al brillante Peterhof, que contiene la mayoría de las residencias de verano de los monarcas europeos, debido a su perfección arquitectónica y técnica. Es imposible imaginar la ciudad sin la monumental y majestuosa Catedral de San Isaac, así como también la inusual y única Iglesia de la Sangre. Si entra a la ciudad por mar, será recibido por la isla Vasilievsky, otra parte de la ciudad que conforma un atractivo de San Petersburgo. La ciudad sobre el Neva tiene su propio patrón, quien además es un referente de San Petersburgo. Orgullosamente congelado en su magnífico caballo, Pedro I, el Jinete de bronce, está protegiendo la ciudad.

¡Pocas personas saben que San Petersburgo se encuentra situada en las islas! La ciudad está localizada sobre 47 islas, 24 de las cuales son bastante grandes, siendo las principales Vasilyevsky y Petrogradsky. El río Neva es la cuna de San Petersburgo. Sobre los bancos del Neva, fueron construidos los complejos arquitectónicos más complejos. De cara al Neva se encuentran las principales plazas de la Capital del Norte. Los arquitectos vistieron las riveras de la belleza del norte con un lazo de granito. El Neva divide la ciudad en partes que se conectan unas a las otras por los bien conocidos puentes de San Petersburgo. El río Neva es cruzado por ocho maravillosos puentes levadizos.

San Petersburgo está incluida en la lista de la UNESCO como Patrimonio cultural mundial con sus 36 complejos que unen cerca de 4.000 monumentos destacados de arquitectura, historia y cultura. De hecho, la ciudad en sí es un museo increíblemente diverso que cuenta con el mundialmente famoso Museo Hermitage, el Museo estatal de Rusia con su rica colección de arte ruso y los palacios de San Petersburgo y sus alrededores. En su totalidad, hay más de 200 museos. No hace mucho tiempo, la ciudad celebró su aniversario trescientos. Sobreviviente de 11 emperadores, docenas de inundaciones, la revolución, tres años de bloqueo y la reforma económica, San Petersburgo se ha convertido en otro símbolo de Rusia conocido en todo el mundo.

Fotos de San Petersburgo

Puente, San Petersburgo
Catedral, San Petersburgo
Plaza, San Petersburgo

Historia de San Petersburgo

La ciudad fue fundada por el legendario emperador ruso, Pedro I y nombrada tras San Pedro el Apóstol. La construcción de la ciudad de San Petersburgo comenzó en 1703 con la edificación de la Fortaleza de Pedro y Pablo en la Isla Hare. La ciudad está literalmente construida sobre antiguas salinas y pantanos. Pedro, a quien le gustaban todas lo proveniente del exterior, decidió confiar la construcción de su nueva capital a arquitectos extranjeros. De acuerdo con las instrucciones de Pedro, fueron invitados a Rusia arquitectos con reputación internacional. La ciudad creció y se desarrolló rápidamente. La construcción de la ciudad sobre la ribera del río Neva se detuvo desde 1728 hasta 1732, cuando los sucesores del trono eligieron Moscú como su lugar de residencia. El regreso de la emperatriz Anna Ioannovna a San Petersburgo, reanudó la construcción de la ciudad. Cada época gravó sus características únicas en la ciudad, las cuales pueden ser vistas en la apariencia de los edificios, las calles y los parques. Durante el régimen de Catalina la ciudad recibió sus edificios de piedra. Fue bajo su gobierno que se erigieron las estructuras que constituyen la principal atracción de la ciudad: la Plaza del Palacio, el famoso monumento de Pedro I, el Jinete en su caballo de bronce. Al mismo tiempo se construyó el territorio de Alexander Nevsky Lavra. El régimen de Elizabeth fue el comienzo de la decoración de la ciudad con majestuosos edificios merecedores de la capital. Fue entonces que comenzó la construcción del Palacio de Invierno, donde se encuentra el Hermitage, junto con la construcción del Palacio Anichkov, Smolny y la Catedral Vladimir.