Kuva, Valle de Fergana

Kuva, Uzbekistán

Kuva – un espectáculo brillante que enriquece la ruta turística en el Valle de Fergana

Kuva es una pequeña ciudad situada en el noreste de la región de Fergana, a 20 km del centro regional de la ciudad de Fergana (en Ingles). El centro administrativo de la ciudad fue fundado en 1927. El distrito de Kuva limita con Tashlak, Iziyavan de la ciudad de Kuvasai y también con los distritos de Asaka y Markhamat de la región de Andijan y la República de Kirguistán (19,2 km). El área total del distrito es de 440 km2.

El nombre de la ciudad se originó a partir del nombre tribal turco "kuva" conocido entre los pueblos kirguís y uzbeko. Se desconocen los datos exactos de cuando se fundó la ciudad, pero los arqueólogos científicos que realizan el estudio de la antigua ciudad remiten los datos al siglo III a.C.

Según el estudio basado en las fuentes escritas árabes de los siglos VII-X, la ciudad medieval era conocida como la ciudad de Kuba. Estaba situado a lo largo de la antigua ruta de caravanas que conectaba el valle de Fergana con Kashgar. Una vez Kuba ocupó el segundo lugar en la región después de la antigua capital del Valle de Fergana - Ahsiket, pero a finales del siglo XIII, la ciudad fue destruida por la invasión de Mongolia.

Kuva, Uzbekistán
Kuva, Uzbekistán
Kuva, Uzbekistán

La antigua ciudad estaba dividida en tres partes: una ciudadela, shakhristan (parte interior de la ciudad) y rabad (parte residencial de la ciudad). En la Edad Media, Kuva desempeñó un importante papel económico y político en el Valle de Fergana (en Ingles), que en ese momento había desarrollado artesanías, especialmente en cerámica, orfebrería y tratamiento de metales.

Los primeros estudios arqueológicos de la ciudad comenzaron en los años 50 del siglo XX durante la construcción del Gran Canal de Fergana, pero la expedición de 1956-57 fue la de mayor éxito en hallazgos.

La excavación en Kuva reveló un bloque residencial completo, pero el descubrimiento principal de esa expedición fue un templo Budista de culto. El templo contenía fragmentos de esculturas monumentales, estatutos de diferentes divinidades de un panteón budista y también estatuas de arcilla de Buda destruidas, confirmando la expansión del budismo en el territorio del Valle de Fergana. También se encontraron las imágenes escultóricas de Dioses - las antagónicas de Buda. Su asombrosa visión, asustó a la gente por la representación de pasiones terrenales que causó aversión entre los creyentes. Algunos de ellos están expuestos en el Museo Estatal de Historia de Uzbekistán.

La cabeza de la diosa Shri-Devi pintada en negro presenta un especial interés. La Diosa es representada como una mujer furiosa vestida con un horrendo bijous (un collar y una diadema de calaveras) acompañada por sus compañeros: Makaravaktra Dakini (con cara de monstruo marino) y Simhazaktra (con cara de león). Muchos himnos fueron dedicados a Shri-devi glorificándola como una defensora poderosa y justa de la creencia. Según los datos de muchos historiadores, Kuva era una ciudad nativa del gran astrónomo, matemático y erudito-enciclopedista medieval Abū al-Abbās Ahmad ibn Muhammad ibn Kathir al-Farghani que sirvió a los califas de Merv, Cairo y Bagdad y que también ganó prominencia en Europa bajo el nombre de Alfraganus.

Alfraganus fue fundador de varias grandes Universidades de Damasco y observatorios en muchas ciudades del Este. En 1998 se erigió un complejo conmemorativo en Kuva en honor del aniversario 1200 del gran erudito.

El complejo conmemorativo de al-Fergani está junto al territorio del antiguo Shakhristan con un fragmento de excavaciones arqueológicas. En el curso de la construcción de este complejo, se restauró el vallum de Shakhristan y se abrió cerca de él un gran jardín de 350 m con una fuente. Hay dos escaleras que conducen a un pabellón con un monumento a al-Fergani erigido en la colina de Shakhristan.

Hoy en día, Kuva no solo es una hermosa ciudad sumergida en verdes jardines y viñedos con las frutas más jugosas de todo Uzbekistán, sino también un famoso complejo conmemorativo que se convirtió en un espectáculo brillante que enriquece la ruta turística en el Valle de Fergana.