Mezquita Bibi Khanum, Samarcanda

Los majestuosos domos azules de la Mezquita Bibi Khanum (también Mezquita Bibi Khanim o Mezquita Bibi-Khanym) conforman una vista inusual. Uno se queda sin aliento incluso al tratar de comprender la escala de la construcción de este monumento, impresionante en tamaño y belleza. En la antigüedad, el domo de esta mezquita era comparado con el domo del paraíso y el arco del portal, con la vía láctea.

De la misma manera que todos los monumentos de Samarcanda, la mezquita Bibi Khanum tiene una hermosa leyenda. De acuerdo con ella, el formidable gobernante hizo construir la mezquita en honor a su esposa favorita, Bibi Khanum. Tras la exitosa campaña a la India, Timur decidió construir el edificio más grande del Oriente, la mezquita, la cual debía exceder a todas las mezquitas del mundo en tamaño. Resplandecientes paredes, altos minaretes con amplio portal decorado con mármol tallado, debía haber alabado por siglos el nombre de Timur y su esposa favorita.

Mezquita Bibi Khanum
Mezquita Bibi Khanum
Mezquita Bibi Khanum

Cientos de arquitectos, pintores y constructores fueron llevados a Samarcanda. La construcción duró 5 años (1399-1404) y cuando Timur regresó de otra campaña, ya estaba construida. El patio de la mezquita estaba rodeado por lujuriosas galerías, arcos que descansaban en más de trescientas columnas de mármol con minaretes a cada lado.

Desafortunadamente poco después de su construcción, cuando la mezquita se convirtió en un lugar de ceremonias y actos de adoración, el edificio comenzó a colapsar. La idea del creador de construir un edificio tan magnífico, era demasiado osada para ese período. El majestuoso arco del portal, el cual de acuerdo con el plan de Tamerlán debía reproducir la vía láctea, no pudo sostener el paso del tiempo y colapsó tras los primeros años de su construcción.

Mezquita Bibi Khanum
Mezquita Bibi Khanum
Mezquita Bibi Khanum