Madrasa Tilla-Kori, Samarcanda

Madrasa Tilla-Kori: Peculiaridades Arquitectónicas e Historia de su Construcción

La construcción de la madrasa de Tilla-Kori comenzó en 1646 por orden del gobernante de Samarcanda, Yalangtush Bakhadur y fue finalizada solo en 1660. Es el edificio final del ensamble arquitectónico de la plaza Registán. Fue construido en el lugar de un caravasar que existió por alrededor de dos siglos. El nombre de la madrasa proviene de la rica decoración dorada de su fachada. “Tilla Kori” se traduce como “decorado con oro”. El edificio de la madrasa en forma de cuadrado completa el área total entre la madrasa Ulugbek y la madrasa Sher-Dor. La fachada, de cara a la plaza, es simétrica y consiste en un portal alto y dos plantas de nichos arqueados, flanqueados por dos torres. Las khudjras (celdas) pensadas para los estudiantes dan cara al patio interno.

Madrasa Tilla-Kori
Madrasa Tilla-Kori
Madrasa Tilla-Kori

El edificio entero está magníficamente decorado con varios ornamentos herbales y diseños lineales. La mayor parte de la decoración se había perdido, pero debido a los esfuerzos de los restauradores fue recuperada en la segunda mitad del siglo XX. En el año 2001 este hermoso monumento arquitectónico de Asia Central fue incluido en la lista de la UNESCO como patrimonio mundial.

En la parte oeste de la madrasa hay una mezquita coronada con un gran domo esmaltado. Su decoración interna maravilla por la calidad del oro, donde se ha aplicado el método “kyndal”. Por mucho tiempo esta mezquita fue la principal mezquita de Samarcanda.

Madrasa Tilla-Kori
Madrasa Tilla-Kori
Madrasa Tilla-Kori