Festejo de Novruz

Celebración de Novruz en Azerbaiyán

La celebración de Novruz en Azerbaiyán es un festejo de primavera que comienza en Año Nuevo. Las celebraciones de Novruz son los eventos más interesantes del país. Tradicionalmente, los azerbaiyanos comienzan a festejar cuatro miércoles antes del 21 de marzo, simbolizando el fin del año y el comienzo del Año Nuevo:

  • Su Chershenbe (Miércoles de Agua);
  • Odlu Chershenbe (Miércoles de Fuego);
  • Torpag Chershenbe (Miércoles de Tierra);
  • Akhyr Chershenbe (Último Miércoles).

De acuerdo con las creencias tradicionales, el agua se renueva durante el primer miércoles y las aguas estancadas comienzan a moverse. El fuego se renueva en el segundo miércoles y la tierra en el tercero. En el cuarto miércoles los vientos abren los brotes de los árboles y comienza la primavera. ]

La celebración de Novruz está llena de ceremonias y tradiciones. Una de ellas consiste en encender una cantidad de antorchas en el techo de la casa, igualando la cantidad de los miembros de la familia. Cada miembro de la familia debe saltar sobre el fuego recitando un hechizo especial. Una vez que el fuego se ha consumido, los jóvenes hombres y mujeres de la familia juntan las cenizas y las depositan en algún lugar en las afueras del pueblo o en un camino.

Simbólicamente, el fuego purificante quema todas las fallas pasadas, incluso la memoria de ellas es borrada de la casa junto con las cenizas.

De acuerdo con otra creencia, para encontrar pareja las jóvenes solteras arrojan “monedas negras”, un símbolo de buena suerte, a una jarra llena de agua durante el día y por la tarde, antes de que caiga el sol, vacían el agua con las monedas.

Durante "Akhyr Cheshenbe", antes del anochecer llega la hora de leer la fortuna. Las jóvenes y los jóvenes azerbaiyanos se escabullen por las puertas de sus vecinos y escuchan sus conversaciones. Luego, en base a las primeras palabras que escucharon, intentan leer su fortuna y adivinar si sus deseos van a hacerse realidad. Además, durante ese día, muchas familias leen la fortuna utilizando el libro Khafiz Shirazi.

Entre las ceremonias de Novruz, la más importante es la cocina de “samani” (pasto, cosechado en un plato), el cual simboliza la fertilidad. La ceremonia de preparar el samani está acompañada por canciones ceremoniales y danzas.

El último día del año viejo es considerado por los azerbaiyanos como un festejo especial. Durante la jornada de los festejos de Novruz, toda la familia se reúne y se tiende una esterilla especial para la cabeza de la familia. Él recita plegarias y nadie tiene permitido comer sin su permiso. Tan pronto como se anuncia el comienzo de la comida, la anfitriona lleva el pilaf de leche. Durante ese día, si la puerta de la casa está abierta, significa que el anfitrión está en casa. Cuando las visitas llegan a una casa son bienvenidas por el hijo mayor de la familia o el sobrino. A los invitados se les ofrece agua de rosas para lavarse las manos y se los invita a pasar a la casa. La cabeza de la familia da una señal e inmediatamente se sirve té a los invitados. Estas visitas se realizan durante tres días. Luego, llega el turno de las mujeres de celebrar Novruz durante una semana.

Durante el último día del año viejo, los miembros de la familia se rocían agua unos a otros antes de ir a dormir “para lavar” todas las penas del año viejo. Finalmente, comienza la celebración, todos visten ropa nueva y comienzan a festejar. Nadie trabaja durante ese día.

En la actualidad, la celebración oficial de Novruz llega el 21 de marzo. Durante el primer día del Año Nuevo es una tradición levantarse temprano por la mañana. Si es posible, las personas se dirigen a lugares con agua, tales como ríos, arroyos, manantiales, para lavarse y salpicarse con agua unos a otros. El agua es el símbolo de la limpieza y la frescura. Allí mismo se convidan dulces entre todos. Durante esta mañana es obligatorio comer algo dulce, miel, dulces o azúcar. Luego, es necesario inhalar humo aromático como una forma de deshacerse de los “malos espíritus”.

En este día, la mesa festiva es muy especial. Es esencial contar con siete platos cuyos nombres comienzan con la letra “s”. Los mismos son sumakh, skad (leche), sirke (vinagre), samani (gachas especiales de mijo), sabzi (vegetales) etc. Además de los platos enlistados, en la mesa debe haber un espejo, una vela y un huevo pintado. El espejo y el huevo simbolizan el final del año viejo y el comienzo del primer día del año nuevo. Los azerbaiyanos colocan el huevo pintado en el espejo. Tan pronto como el huevo se mueve, comienza el Año Nuevo. Todas las personas sentadas en la mesa comienzan a saludarse por el año nuevo.

Como una regla, durante las festividades, las puertas de las casas no están cerradas con llave. Significa que la familia está en casa y están felices de recibir invitados. Los niños visitan a sus amigos y familiares con bolsas pequeñas para los regalos.

Durante el primer día del Año Nuevo las casas deben iluminarse durante toda la noche. Apagar las luces es un mal augurio.

Las celebraciones de Año Nuevo finalizan en el decimotercer día de Novruz. Durante ese día en las afueras de la ciudad se llevan a cabo fiestas masivas con juegos tradicionales y competencias como carreras de camello o caballo, donde participan tanto hombres como mujeres. La antigua celebración de primavera, “Novruz Bairam”, es una de las más antiguas y hermosas tradiciones de Azerbaiyán.