Fayaz-Tepa, Termez

Monumentos Arquitectónicos de Termez – Templo Budista Fayaz -Tepa

Desde los tiempos antiguos, el territorio de Asia Central ha sido el punto de cruce de camino no solo de muchas caravanas, sino también de la coexistencia de muchas religiones: zoroastrianismo, budismo, maniqueísmo. En la actualidad, varios templos budistas han sobrevivido en Uzbekistán. Entre los más famosos se encuentran Airatam, Karatepa y Fayaz-Tepa.

El complejo Fayaz-Tepa fue descubierto en 1963 por el arqueólogo L. Albaum durante las excavaciones cerca de otro templo budista, en la colina Karatepa, en el corazón de la antigua Termez. Este complejo, se caracteriza por sus ricas pinturas y sus bien preservadas esculturas. El mismo tiene una forma de U con una serie de corredores, celdas y santuarios. Separadamente, se encuentra una estupa, la cual también despierta mucho interés.

Fayaz-Tepa, Termez
Fayaz-Tepa, Termez
Fayaz-Tepa, Termez

El edificio en sí puede ser dividido en tres partes. Una parte es el alojamiento y el edificio auxiliar. La otra era el comedor y la cocina originales, y la tercera era utilizada para realizar rituales religiosos. Fayaz-Tepa es no solo un monumento icónico del budismo en Asia Central, sino que también posee un gran valor como uno de los pocos monumentos del arte budista con pinturas, las cuales adornan las paredes del complejo.

Las paredes a lo largo del templo fueron cubiertas con pinturas representando a Buda en diferentes variaciones de su imagen. Las paredes del santuario fueron decoradas con imágenes e historias, una de las cuales es la imagen de dos budas, con mujeres a ambos lados. Es de especial importancia, el hecho de que la imagen de Buda en Fayaz-Tepa sea considerada como una de las más antiguas imágenes que hayan sobrevivido en la actualidad, y data del siglo I AC.

Fayaz-Tepa, Termez
Fayaz-Tepa, Termez
Fayaz-Tepa, Termez

Las esculturas descubiertas por los arqueólogos en Fayaz-Tepa son también muy notables. En particular, la estatua de Buda sentado bajo el sagrado árbol de bodi con dos monjes parados a ambos lados. Todo esto está incluido en el arco, que permanece en las columnas de corintio. La escultura fue tallada en piedra caliza y cubierta con hojas doradas. En la actualidad, esta escultura es una de las exhibiciones más valiosas del Museo Estatal de Historia de Uzbekistán.

Una estupa gigante de 10 metros de altura fue descubierta cerca del templo. Dentro hay una pequeña estupa de 3 metros de altura. Este descubrimiento data del siglo I AD.

En el siglo III AC Termez fue invadida por el ejército sasánida, el cual destruyó muchos de los templos budistas, incluyendo Fayaz-Tepa. Durante el tiempo de las excavaciones arqueológicas, el edificio estaba seriamente dañado y se encontraba bajo una gran capa de arena y polvo. En la actualidad, Fayaz-Tepa alberga un museo, y las investigaciones y restauraciones están en progreso.