Cocina Uzbeka

Cocina Uzbeka Nacional

La cocina uzbeka ha sido por mucho tiempo parte central de la cultura de Uzbekistán y, gradualmente, se está haciendo famosa en todo el mundo, tal como lo evidencian los muchos restaurantes de comida uzbeka encontrados, no solo en los países de la ex Unión Soviética, sino también, en Europa y América. El plov, la comida uzbeka nacional, es tan delicioso que ha sido incluido en el listado de la UNESCO de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La cocina moderna en Uzbekistán es un reflejo de las más de 130 nacionalidades que viven en el país y sus cercanías, una simbiosis de sabores que pueden agruparse en cinco categorías: la tradicional comida uzbeka que continúa siendo la más popular; la llamada “cocina europea”, que en realidad es un término general para toda la comida occidental y que sigue en popularidad; y las cocinas rusa, oriental y del Cáucaso, que también son bastante conocidas. Actualmente, todas estas cocinas están tan interconectadas, que en algunos restaurantes locales es posible hallar en el mismo menú, pilaf (plov) tradicional, hamburguesas americanas y rollos japoneses.

Cocina Uzbeka Tradicional

La cocina uzbeka tradicional podrá satisfacer a cualquier amante de la carne, los dulces, vegetales, frutas …. básicamente es un paraíso de comida definido por el pilaf uzbeko, las samsas, shish kebabs, empanadillas manty, fideos laghman, pan fresco, frutas jugosas, postres que se derriten en su boca y mucho más.

Los vegetarianos podrán disfrutar de khanum (una masa fina enrollada rellena con papas), tukhum-barak (empanadillas rellenas con huevo), ensaladas, halva y pashmak (halva a base de harina compuesta por cientos de hilos entretejidos).

Aquellos que deseen saborear platos más exóticos deberán probar katykli (una sopa de leche con carne, arroz y vegetales), khasip (salchicha hervida hecha de carne, vísceras, grasa de cerdo y arroz) y sumalak (una mezcla pegajosa apenas dulce, hecha de brotes de soja). También son comunes los platos hechos a partir de granos y legumbres.

En la fértil Uzbekistán, las frutas están disponibles casi todo el año. Desde la primavera hasta el otoño, llega una variedad de productos de estación, mientras que en invierno son populares las frutas importadas y las frutas secas locales. El melón seco es un dulce particularmente delicioso, que se ha estado produciendo en Uzbekistán por siglos.

Los vegetales y las especias son añadidos a muchos platos de la cocina uzbeka, brindando un sabor único. No es de sorprender que los platos uzbekos hayan sido declarados por algunos ¡como unos de los mejores del mundo!

Cocina Internacional en Uzbekistán

Cocina Europea

La cocina europea u occidental, también es popular en Uzbekistán, y es un término que incluye todo, desde platos italianos y franceses a mexicanos y comida rápida americana. A pesar aún no son conocidas muchas comidas occidentales en Uzbekistán, algunos de los platos más populares han sido absorbidos por la cultura local.

Los uzbekos adoran la piza, las hamburguesas con papas fritas, los croissants y la ensalada César. Especialmente en Tashkent, la ciudad capital, es posible encontrar restaurantes que ofrecen comida americana, turca, italiana, mexicana, alemana, francesa y mediterránea. En otras ciudades puede que haya algún o ningún restaurante internacional, aunque la mayoría de los sitios ofrece platos occidentales y europeos, tales como quiche francés, hamburguesas americanas, costillitas inglesas, piza y tiramisú italiano.

Los doners y kebabs turcos se han vuelto sinónimo de la comida uzbeka. También hay platos híbridos y, por ejemplo, solo en Uzbekistán podrá degustar un doner servido con pan uzbeko fresco.

Cocina Rusa

Tal como sus vecinos del norte, la gente en Uzbekistán adora las empanadillas manty y pelmeni, la sopa de repollo borscht, solyanka (sopa de escabeche) y okroshka (sopa fría de yogurt), galuptsi (rollos de repollo), kashi (gachas), blini (crepes), sauerkraut, tartas dulces y saladas. Los platos rusos en Uzbekistán se sirven tanto en restaurantes europeos como uzbekos, mientras que el sauerkraut y otros productos rusos pueden hallarse en casi cualquier supermercado.

La popularidad de la cocina rusa tiene en parte sus raíces en el hecho de que, para muchos uzbekos, la comida rusa es sinónimo de comida casera. Tanto los rusos como los uzbekos, aman comer arenque con papas hervidas, así como el kvass casero, una bebida hecha de granos fermentados. Muchos productos rusos al escabeche y ensaladas, se han vuelto el símbolo de las celebraciones de Año Nuevo en Uzbekistán, mientras que otras comidas y guarniciones se disfrutan todo el año. Durante las celebraciones ortodoxas, muchos rusos que viven en Uzbekistán convidan a sus vecinos uzbekos tortas festivas de Pascua y otros pasteles de estación.

Cocina Asiática

Los platos del Sudeste Asiático se comen comúnmente en Uzbekistán, y es posible hallar restaurantes de comida india, japonesa, coreana, china y tailandesa en toda Tashkent.

Asimismo, los rollos japoneses y la sopa tailandesa tom yum, pueden degustarse en casi todos los establecimientos orientales en Uzbekistán. Las ensaladas coreanas han sido por mucho un clásico de los reuniones especiales y celebraciones, con variedades populares como funchoza, kimchi, zanahorias con especias, mezclas con berenjenas y pepinos picantes, muy conocidos y adorados por todos los uzbekos.

La cocina india ha comenzado a crecer en popularidad y es particularmente adorada por los vegetarianos (quienes, aunque sean minoría, ¡pueden hallarse en Uzbekistán!).

Cocina del Cáucaso

La cocina del Cáucaso ha sido popular en el país por tanto tiempo, que nadie sabe con certeza si el shish kebab apareció primero en el Cáucaso o en Uzbekistán.

Además de los kebabs, los platos del Cáucaso adorados por los uzbekos incluyen khinkali (empanadillas georgianas), khachapuri (pan de queso georgiano), lobio (plato con guisantes), ajapsandali y otros platos con berenjenas, dolma (hoja de parra rellenas), pkhali (ensalada georgiana), kharcho (sopa de carne) y varios yogurts. El agua mineral georgiana se vende en cada tienda, así como el pan chato armenio llamado lavash.

Los tours en Uzbekistán le brindan la oportunidad, no solo de ver monumentos históricos, sino de disfrutar la diversidad de la cocina uzbeka en el siglo XXI, la cual combina los ricos sabores de Uzbekistán, Rusia, el Cáucaso, Europa y Asia, esperando sorprender a cada visitante.