Bebidas Kazajas Tradicionales

Bebidas kazajas tradicionales

Cualquier mención que se haga a las bebidas kazajas debe empezar con el té negro, la bebida elegida para cada comida.

Beber té negro en Kazajistán es una ceremonia en sí. Tras llegar a una casa o reunión, el invitado debe ser recibido con un syi-ayak, una taza de té inicial que simboliza la sed saciante. La taza debe estar parcialmente llena como signo de respeto hacia el invitado, indicando que el anfitrión está listo para rellenar rápidamente la taza con más té caliente tan pronto como se haya vaciado.

Se le pueden agregar varios condimentos al té negro en Kazajistán, el té con leche y azúcar es el más popular. En los pueblos de montaña y otras regiones se bebe un tipo especial de té negro llamado shirchay. Esta bebida abundante y deliciosa puede incluir sal, leche, manteca, harina e incluso grasa de cola frita.

El té verde no es una bebida común de Kazajistán, pero sí una variante llamada té de Tashkent. El té de Tashkent es una mezcla de té verde y negro con una rodaja de limón y miel o azúcar. A pesar de ser nombrado tras la capital de Uzbekistán, el té de Tashkent es una popular bebida kazaja y puede ser pedida en casi cualquier restaurante.

Cabe señalar que cuando se es invitado a tomar té en Kazajistán, se puede esperar más que el té en sí. El pan baursak frito, las frutas secas, las nueces y los dulces siempre se sirven junto con el té.

Además del té, las bebidas kazajas incluyen varios productos lácteos fermentados. Las bebidas lácteas en Kazajistán son verdaderamente únicas, como el shubat (leche de camello) y kumis (leche de yegua), además del katyk, kefir y ayran, todas provenientes de la leche de vaca.